Saturday 21 de January de 2017

Felipe el cruel

     14 Nov 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Dice el sabio refrán que el pez por su boca muere y un ejemplo claro de su significado está en las recientes declaraciones del secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, quien al responder a la pregunta de una reportera ¿cómo cierran este sexenio, un sexenio de miles de muertos?, respondió:
“Estoy convencido de que de no haberse hecho este esfuerzo extraordinario por debilitar a las estructuras criminales, fortalecer un sistema de justicia más transparente y eficaz, más competente, por resarcir el tejido social, hoy tendríamos seguramente mayores niveles de violencia en muchos lugares del país”.
El secretario de Gobernación está convencido de que las acciones ordenadas por el presidente Felipe Calderón debilitaron las estructuras criminales, cuando los mexicanos comunes vemos que el narcotráfico es un monstruo de mil cabezas al que ni con la fuerza militar se le ha vencido.
No hay en el país día sin decenas de muertos entre delincuentes, militares, policías e inocentes, tal como lo confirman las fuentes oficiales.
Que se fortaleció un “sistema de justicia más transparente, eficaz y competente", ¿lo dirá porque los culpables de las matanzas ya están todos encarcelados y las bandas criminales desarticuladas e inoperables?
Cree el señor Poiré que sin las acciones del Ejecutivo federal “hoy tendríamos seguramente mayores niveles de violencia”. ¿Antes de que Felipe Calderón llegara al poder había más violencia?
Definitivamente ante la avalancha de inseguridad el señor Poiré, como el mismo Presidente, tiene profundas distorsiones visuales. Su mediocridad canalizada a través de mentiras no tiene parangón.
Bien dice el obispo de Saltillo, Raúl Vera acerca de Felipe Calderón: es el presidente más inmisericorde, cruel y sangriento que ha tenido México. “Ha hecho las cosas más crueles contra este país (…) ningún presidente había dejado la estela de muerte que él dejó…”.
De ningún modo debe consolarnos que este gobierno concluirá pronto, porque las heridas causadas a la nación tardarán mucho en cicatrizar y aún durante decenios las cicatrices no desaparecerán y siempre estarán diciéndonos que aquí hubo un presidente en quien millones de mexicanos fincaron sus esperanzas y anhelos de reivindicación social y fueron traicionados.
Si el 2 de Octubre del 68 no se olvida, lo trágico de este sexenio será permanente alerta para impedir que volvamos a caer en el abismo del crimen, la impunidad, el antinacionalismo, y la sumisión ante los poderes económicos y mediáticos mexicanos y extranjeros.
La historia, ese terco juez que tarde o temprano reaparece, pondrá en su sitio no sólo a Felipe Calderón y su cohorte de funcionarios apátridas y corruptos, sino a quienes desde los monopolios de la comunicación han sido fieles colaboracionistas y cómplices convenencieros.

*Periodista ricgomm@hotmail.com




Lo más leído
Hallan una camioneta incendiada y con restos humanos en bolsas 
La nueva casa de El Chapo: penal de mafiosos y terroristas 
Acusan de violación al Cabrito Arellano; se trata de su sobrina   
Capturan a un hombre en posesión de un arma tras herir a otro 
La Sedena denuncia sitio de internet apócrifo 
Pide PRI resguardo de sus instalaciones por amenazas de Arne
Anuncia Tello apoyo de $3 millones para cronistas del estado 
Derrumban los vientos una barda de ladrillos y cae en un auto   
Millones de mujeres marchan en todo el mundo contra Donald Trump
Sorprende extraño fenómeno en cielo de Michoacán 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad