Friday 20 de January de 2017

Fernandito, la historia de un pequeño mutilado por su madre

     30 May 2012 16:29:36

A- A A+

Compartir:

CIUDAD DE MÉXICO.- El pasado 21 de mayo, la familia Ríos García hizo un paréntesis en sus actividades cotidianas, el abuelo dejó de salir para bolear zapatos, la abuela dejó de vender comida en la avenida Chimalhuacán, las mamás dejaron sus faenas del hogar, y los niños no asistieron a la escuela.

En una habitación de la planta baja de esta casa ubicada en la calle Graciano Sánchez número 5, se encontraban Martha García de 48 años, Ciro Ríos Benítez de 57, Jesús Ríos García de 25 años, María del Carmen Ríos García de 23, Lizbeth Mayela Maciel de 20 años, Martha Leticia Maciel de 18 años, Rafael de 17, Fernando de cinco años, otro menor de ocho años y una bebé de nueve meses.

Todos en ayuno comenzaron a orar, pues Carmen dijo que el mundo se iba a acabar, aquellos cantos y rezos no extrañaron a los vecinos, ya que todos sabían que mantenían un fuerte vínculo religioso, habían transcurrido tres días de ese encierro y temprano, el jueves 24 de mayo, el joven Rafael salió de la casa para gritar y pedir apoyo a los vecinos, quienes llamaron a la policía.

Nos percatamos de que había un niño herido, el cual estaba en brazos de dos personas del sexo femenino, lo tenían abrazado y peleaban por él, decían que tenían que matarlo, pero evidentemente  no se encontraban en sus cinco sentidos, con ayuda de otros familiares les quitamos al niño de los brazos y al percatarnos de que estaba herido se sus ojos, solicitamos una ambulancia “, narró Sergio Zúñiga, el policía que rescató al pequeño.

Fernando fue trasladado en una patrulla al hospital de La Perla, su madre y tía le habían arrancado los ojos.

Convulsionando y drogadas, así es como refieren los testigos que se encontraban Carmen y Lizbeth; madre y tía de Fernando, al momento del rescate, otras dos mujeres, la abuela y una tía más, estaban totalmente desvanecidas.

En el lugar se encontraron dos libros, incluida una biblia, hasta el momento no existe información que vincule, si alguna visión religiosa o algún ritual, pudo haber alentado estos hechos por los cuales a un niño de sólo cinco años, le arrancaron los ojos o si un desorden mental fue capaz de derivar en esta tragedia.




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.90
Venta 22.4
€uro
Compra 23.41
Venta 23.91

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad