Friday 24 de March de 2017

Fidelidad a la frivolidad en Navidad

     28 Dec 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

El año pasado criticábamos la pista de hielo en la Plaza de Armas, que este año pusieron de nuevo y peor, dejaron la plaza como un chiquero con unas gradas voluminosas y un gigantesco camión de doble tracción que debe estar encendido para mantener el hielo de la pista, aquello parece una suerte de burladero con mercado sobre ruedas incluido.

La pista de hielo fue lo único espectacular que no puso Amalia Dolores García -hipnotizada como serpiente de la India- por Rafael Flores su Secretario de Turismo (el responsable de la tirolesa en la Bufa, la proyección de la fachada de San Agustín y el altar mayor de la Catedral). Sin embargo, fue Miguel Alonso el que imitó al Gobierno del Distrito Federal con la pista de hielo en la Plaza Mayor.
Del cuadro antiestético de la Plaza de Armas de Zacatecas, exaltado por las decoraciones navideñas, lo único correcto es que dejaron de colocar por fin el letrero iluminado de "Felicidades" o "Feliz navidad" o "Feliz Año Nuevo" bajo el crestón de la Bufa, que aunado a las agresiones al paisaje de lo que queda de la Ciudad antigua confirmaba la penosa Disneylandia Colonial, total, dicen que por falta de presupuesto no pusieron el espantajo, quien haya tomado esa decisión cabria reconocerle el valor y el decoro involuntario.
Al margen de donde la pongan, la pista de hielo es una alternativa cuestionable porque ante tantas necesidades sociales (hambruna por sequía, frío intenso, inseguridad violenta…) es discutible un gasto para diversión popular, precisamente si el gobierno anterior hizo de la justificación de conciertos y eventos públicos masivos a costa del erario la heráldica de su mandato, porque aseguraba que con dichos espectáculos se crearon muchas oportunidades laborales a los zacatecanos.
Qué la pista ha resultado muy taquillera y aparentemente menos cara que los festivales que impuso con “suave firmeza” la mustia administración anterior, es un dato incontrovertible. Y eso es lo que a algunos nos preocupaba (y con motivos razonables), porque si la pista de hielo ahí fue todo un éxito, allí pondrán la playa artificial, una cancha de tenis, o de futbol, ya se habla de un jardín  sobre el Mercado González Ortega (proyecto del gobierno municipal) y qué falta para que los sucesores de los creativos secretarios de Turismo y de Obras Públicas quieran ahora una tirolesa desde la torre de Catedral o una cascada artificial permanente desde la Bufa.
Antes de haber otras opciones, no cabe duda que la plaza pública por excelencia es la que se tiene y eso pasaba en Zacatecas, pero hoy hay otras explanadas  más grandes y equipadas, más accesibles, porque se ubican al lado de vías rápidas y cuentan con estacionamientos subterráneos.
En la denominada Plaza del Bicenteneario habría quedado muy bien la pista sobre hielo, también sobre dicha plaza flota en las noches el crestón de la Bufa iluminado (sin el letrero) y de día su silueta verde olivo hace bonita la postal de cualquier habitante, visitante o viajero que se sienta atraído a patinar, la plaza de los chacuacos ahí está, hay que aprovecharla, si ya es una osadía llegar a la Plaza de Armas en coche es un contra sentido poner ahí el atractivo principal de la temporada. Por cierto nos dicen que la Plaza del Bicentenario iba a ser un mega estacionamiento gigante de muchos pisos así como los edificios grises de la era comunista alzados por Stalin y sus secuaces en Polonia  y el resto de los países del Pacto de Varsovia, alguien acá convenció a la mandamás que era preferible lo que finalmente se hizo y a pesar de otras singularidades y a gran costo público es el lugar ideal para los grandes entretenimientos sociales de la actualidad.
¿Cuál es la justificación de hacer nuevas explanadas o espacios de convivencia multitudinaria? Las nuevas plazas normalmente más grandes se localizan lejos de los núcleos estrechos (máximo si aquellos tienen algún valor artístico o histórico). Seguramente en la Plaza de Armas en los siglos anteriores se montaron burladeros para corridas de toros, antes de haberse pensado en destinar una plaza especialmente dedicada a dichas festividades; hoy en día sería absurda una celebración de la fiesta brava ahí… pero no hay que decirlo porque cuando hay improvisación y desdén para administrar las cualidades especiales de un Centro Histórico como acontece con Zacatecas, todas esas cosas chuscas que se han visto desde hace unos años irán sucediendo con mayor frecuencia en una especie de concurso doméstico por lo grotesco, cada vez más se puede confirmar que en lo que se refiere a estas asignaturas se prolonga y hasta se acentúa la actitud evasiva y destructiva con la que se degradó el espacio urbano monumental.

fjacuqa@hotmail.com
twitter @f_javier_acuna




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.93
Venta 19.43
€uro
Compra 20.38
Venta 20.88

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad