Sunday 22 de January de 2017

Francisco Tenamaxtle: Primer defensor de los derechos humanos en América

     23 Jun 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Hola: Voy a contarte un poco de mí vida.
Me llamo Francisco Tenamaxtle. Nadie sabe en qué fecha nací, pero fue en Nochistlán de Mejía, hoy parte del estado de Zacatecas. Fui un guerrero indígena que en 1530 recibí junto a mi pueblo a algunos españoles que llegaron a nuestras tierras, pero después de pocos años nos esclavizaron y tuvimos que  enfrentarlos. Por momentos salimos victoriosos y vencimos al imperio de Cristóbal de Oñate.
Combatí con mis hermanos los caxcanes en la Guerra del Mixtón de 1541 y 1542. Por mi lucha a favor de mis hermanos indígenas se me ha reconocido como un defensor de los derechos, y puse en práctica los valores como la fidelidad, honestidad y respeto, pero sobre todo defendí la libertad del hombre americano.

La Guerra del Mixtón
A finales de 1541, el virrey Antonio de Mendoza llegó a Nueva Galicia con un contingente de aliados tlaxcaltecas, huejotzincas, cuauhquechultecas, mexicas, xilotepecas, acolhuas, chalcas y purépechas, reuniendo un ejército de cincuenta mil hombres o más.
Nunca he entendido por qué aceptaron hermanos nuestros apoyar a quienes nos estaban conquistando para luchar contra nosotros.
Los españoles iban ganando junto a todo su ejército. Y nosotros fuimos cercados en el Cerro del Mixtón. A punto de pelear yo,  Tenamaxtle, pedí dialogar con su antiguo encomendero, el capitán Miguel de Ibarra. Tras el diálogo, no me quedó más que rendirme  y fui aprehendido.
Mendoza creyó que mi pueblo, los caxcanes, se levantarían en armas contra los españoles por mi captura. Como exigían verme, Mendoza me llevó de inmediato al Cerro del Mixtón y ahí fue donde me recuperaron.
Cuando no me quedaba alternativa yo, Tenamaxtle,  lancé mi grito de guerra: “Axcan quema, tehuatl nehuatl” (Ahora sí, tú o yo).
Con este grito, unidas, las tribus de la región, dimos las batallas contra los que nos habían obligado a padecer sufrimientos, abusos, injusticias, violaciones, dolor y la muerte de nuestros caciques y hermanos.
Nos atacaron y vencieron así que tuve que escapar con algunos sobrevivientes.
A esto se le llamó “La Guerra del Mixtón”.
Mi historia como el "primer guerrillero de América, defensor de los derechos humanos” ocurrió hace casi medio milenio, pero mi lucha por conseguir justicia para mi pueblo prosigue en el terreno del pensamiento.
Yo soy un símbolo. Aunque en los hechos no pude liberar a mi pueblo, porque no quise seguir perseguido como un conejo, me entregué y fui deportado a España. Pero resistí. No fui vencido nunca.
Fui a alegar a Valladolid en favor de los míos, con la ayuda de fray Bartolomé de las Casas. Mi lucha en busca de la justicia para mi pueblo continuó y sigue en el terreno de las ideas.

Sucesos importantes
Ya te he contado muchas sucesos de mi vida. Estos no fueron los únicos pero si de los mas importantes.
En la vida de un personaje ilustre como yo hay muchas cosas que contar.
Alguna  vez te has puesto a pensar ¿porque hay algunas personas que tienen estatuas? Yo, Tenamaxtle, te contaré algo: mi estatua la pusieron en el lugar donde nací para que sepan que ahí pasó algo importante. Igual que muchas otras, hay personas que nunca conocieron a personajes importantes como a mi, hasta que algún día resalta el interés y las estatuas te dicen como era el físico, como vestían y como eran.
Algunas estatuas tienen a personas con lanzas, otras con libros. Esto habla mucho de lo que hacían estas personas.
¿Ves como mi historia no es tan aburrida? Ya te conté algo que seguramente no sabias. Te digo algo: mi estatua significa que yo defendía a mi pueblo. Bueno, mira, sobre mi educación, en mis tiempos no había  escuela y nadie te enseñaba a escribir o a leer, sólo podías aprender a hablar tu idioma.
En vida yo no fui una persona muy lista, pero si una persona fiel, honesta y comprometida.

Una persona con valores
No fui una persona con dinero no tuve educación pero puse en práctica muchos valores y gané muchas batallas, hasta que en 1541 lograron derrotarme y morí el 4 de julio de 1541.
A partir de hoy se me conoce  como El Señor de Nochistlán o Jefe Tenamaxtle. Según fray Alonso de Molina, quien me apoyó mucho, mi nombre significa “Piedras sobre las que se pone la olla al fuego”, y mi estatua se encuentra en Nochistlán de Mejía, y en la ciudad de Zacatecas, a un lado del Acueducto.

*Primer lugar del 4 Concurso Estatal Sobre Vida y Obra de Personas Zacatecanas Ilustres
 




Lo más leído
Gwyneth Paltrow recomienda huevos vaginales de jade 
Tim Matheson en ¿Quién mató a Reagan?
Concluyen las primeras obras del programa de rehabilitación de calles 
Una segunda oportunidad para tu basura
Gael García, fiel a sus ideales
​Celebra Evo Morales 11 años de presidente: Busca la reelección 
Localizan en Luis Moya el cuerpo de un hombre con el tiro de gracia 
Hallan 7 cadáveres dentro de un taxi en Manzanillo  
Desaparece el helicóptero de empresario regiomontano
Muere Yordano Ventura, pitcher de los Reales de Kansas City 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.07
Venta 23.57

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad