Monday 23 de January de 2017

Fuerzas opositoras detienen a líder marfileño en su búnker

     11 Apr 2011 20:42:29

A- A A+

Compartir:
Laurent Gbagbo se resistía a cede el poder a su rival Alassane Ouattara.
Laurent Gbagbo se resistía a cede el poder a su rival Alassane Ouattara.

ABIYAN, COSTA DE MARFIL.- Un violento estancamiento político de cuatro meses en Costa de Marfil terminó el lunes cuando tropas leales al presidente electo, respaldadas por militares de Francia, capturaron al líder del país africano que se negaba a entregar el poder.

Un video que muestra al expresidente Laurent Gbagbo siendo llevado a una habitación vestido en ropa interior blanca fue transmitido por televisión como prueba de su arresto. Él se negó a firmar un comunicado para ceder formalmente el poder después de perder los comicios del 28 de noviembre ante el economista Alassane Ouattara.

Más de un millón de civiles huyeron de sus viviendas y una cifra no determinada murió en la batalla por el poder entre dos adversarios que amenazaban con reactivar una guerra civil en el mayor productor de cacao del mundo. Las fuerzas de seguridad de Gbagbo han sido acusadas de utilizar cañones, morteros calibre 60 milímetros y ametralladoras calibre 50 para matar adversarios durante el enfrentamiento.

El presidente estadounidense Barack Obama elogió la captura de Gbagbo, calificándola como una victoria de la voluntad democrática del pueblo marfileño, el cual "tiene la oportunidad de comenzar a reclamar su país, solidificar su democracia y reconstruir una economía pujante".

Gbagbo, quien gobernó la ex colonia francesa durante una década, fue sacado por tropas de Ouattara de su residencia en llamas luego de un enfrentamiento temprano durante el día.

Los residentes de la capital comercial de Abiyán se abstuvieron de festejar en público, temerosos aún de muchos combatientes armados que rondaban las calles y que se negaban a creer que su líder había sido arrestado. El lunes en la noche aún se escuchaban disparos esporádicos en la ciudad.

Gbagbo, de 65 años, podría ser obligado a responder por los crímenes de sus soldados, aún cuando el hecho de que se efectúe un juicio internacional podría azuzar las divisiones que tendrá que sanar Ouattara como presidente.

El dramático arresto de Gbagbo llegó después de días de fuertes combates en los cuales helicópteros franceses y de las Naciones Unidas dispararon cohetes a depósitos de armas en toda la ciudad y a objetivos dentro del complejo presidencial.

La ofensiva final de Ouattara comenzó justo después de que cesaron los ataques aéreos franceses, aproximadamente a las 3 de la madrugada del lunes. Una avanzada blindada francesa lanzada en forma simultánea aseguró partes grandes de la ciudad, y tropas leales a Ouattara ingresaron en el complejo presidencial poco después del mediodía.

"Atacamos y entramos a la fuerza en parte del búnker", dijo a The Associated Press Issard Soumahro, un combatiente partidario de Ouattara.

Agregó que Gbagbo estaba cansado y había sido abofeteado por un soldado, pero por lo demás no fue lastimado.

Otro combatiente partidario de Ouattara, Yaya Toure, señaló que el ataque "fue difícil al principio, pero nos armamos de valor para entrar" a la residencia.

Gbagbo "trató de escapar por la laguna", indicó Toure, y añadió que las fuerzas francesas en helicópteros "cortaron su ruta de escape, así que regresó a su residencia".

"Entonces, ya en la residencia, ingresamos y lo capturamos", apuntó. "No fueron los blancos (los franceses) quienes lo capturaron; fuimos nosotros".

Otros soldados partidarios de Ouattara sonrieron un poco, pero la mayoría continuaron concentrados en desarticular los grupos armados en la ciudad.

Testigos en el cercano Hotel Golf dijeron que Gbagbo fue introducido allí junto con su esposa, hijo y aproximadamente 50 miembros de su séquito.

"Terminó la pesadilla para el pueblo de Costa de Marfil", dijo en Nueva York Youssoufou Bamba, designado por Ouattara como embajador ante la ONU. Bamba declaró que Gbagbo será presentado ante la justicia.

En el poblado occidental de Duekoue, fuerzas leales a Ouattara dispararon al aire en celebración, aterrorizando a refugiados que corrieron en todas direcciones o cayeron al suelo asustados. En pueblos al este de Duekoue la gente bailaba en las calles, ondeando ramas de árboles. En un poblado, un hombre joven desfilaba con la bandera marfileña anaranjada, blanca y verde.

"Este es el final de un capítulo que nunca debió ocurrir", dijo el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. "Tenemos que ayudarlos a restaurar la estabilidad, el estado de derecho, y atender todos los asuntos humanitarios y de seguridad", agregó.

Costa de Marfil estuvo inmersa en una guerra civil del 2002 al 2003, en la que el norte era controlado por insurgentes y el sur era leal al gobierno. El país se reunificó oficialmente en un acuerdo de paz del 2007.

La largamente demorada elección presidencial buscaba unir a la nación, pero en lugar de ello generó meses de violencia.




Lo más leído
Se queda Chicharito sin novia y boda 
Tienen nuevo plazo los comerciantes del Arroyo de la Plata
'Split' supera expectativas y es la cinta más taquillera
Le niegan el permiso para salir con amigos y se quita la vida en casa
Firma Trump salida de Acuerdo Transpacífico 
Quieren promover festivales a nivel nacional 
Chocan 4 vehículos; hay 2 mujeres lesionadas
Prepara Hacienda precio máximo para gasolinas en febrero 
Milpillas, el proyecto más importante: González 
Incentivan el pago del predial  
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.38
Venta 21.88
€uro
Compra 23.08
Venta 23.58

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad