Tuesday 17 de January de 2017

Gordillo y corporativismo educativo

     1 Mar 2013 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Hace muchos años, en la época en que cursaba los estudios básicos, las primarias y las secundarias públicas tenían gran prestigio entre la ciudadanía mexicana. Muchos profesores ilustres eran reconocidos por la comunidad y los padres confiaban en la buena educación de sus hijos.
Al menos en Monterrey, a las escuelas públicas asistíamos niños de todas las clases sociales y, en ese sentido, el gasto familiar no tenía que incluir las erogaciones que ahora se realizan para la educación privada. No hacía falta. Se tenía certeza en la calidad educativa.
Esa imagen ha cambiado dramáticamente con el paso de los años. Seguramente existen muchos maestros en escuelas públicas que están bien preparados, que saben enseñar y que participan de forma adecuada en la educación mexicana. Seguramente también existen primarias y secundarias que todavía gozan del reconocimiento ciudadano.
Pero, en términos generales, el sistema educativo básico está sumamente deteriorado. El último reporte de la OCDE para analizar la calidad educativa mexicana señala que el 75% de los estudiantes de secundaria posee los niveles más bajos en habilidad lectora, matemáticas y ciencias, cuyos porcentajes son 0, 1 y 2, respectivamente. Además, el nivel de excelencia no lo obtuvo ni el 1 por ciento.
Esta caída drástica de la calidad educativa se debe, sobre todo, al nefasto corporativismo que todavía existe en nuestro país. Elba Esther Gordillo se ha negado una y otra vez, en sus 24 años al frente del SNTE, a realizar las indispensables reformas que la educación requiere para salir del bache.
Mujer de gran poder político y económico, la profesora ha concentrado el repudio público, pero hasta hace poco había sorteado todas las críticas al quehacer de su gremio y de sus propias acciones gracias al apoyo de distintos presidentes. Vendía favores y cobraba caro. Su poder parecía infinito.
Esta semana, sin embargo, la PGR detuvo a la dirigente sindical, acusada de operaciones con recursos de procedencia ilícita y de desvío de dinero del gremio de maestros.
Los comentarios en Internet son variopintos. Se habla de ajustes políticos o venganzas personales. Existen dudas sobre las verdaderas intenciones del “Elbazo”, pero pocos pueden negar el gran daño que ella y sus acólitos le han hecho a la educación en México.
Por eso, tras la detención, los ciudadanos debemos exigir que se aplique la ley conforme al derecho y que esta acción sea el principio del fin del corporativismo educativo, porque tan burdas son las acciones del SNTE como las de la CNTE.
Ya lo comenté en otra ocasión: la pobreza que más daña al país no es la económica, sino la educativa y cultural; es decir, la ignorancia.

*Miembro del Sistema Nacional de Investigadores
bethsang@hotmail.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.68
Venta 22.18
€uro
Compra 23.02
Venta 23.52

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad