Thursday 23 de March de 2017

Guadalajara en Feria del Libro, ¿explotación de un espacio típico

     5 Dec 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Año con año, lo que fue “la Perla de Occidente” es la sede de la FIL (Feria Internacional de Libro), impresionante concentración de casas editoriales, escritores del momento, lectores, pero también van, sin demasiada consciencia, miles de burócratas y estudiantes.
Recientemente van miles de niños, algo prometedor en un país en que tan poco se lee y en que la juventud vive atrapada en la tecnología, en “las redes sociales” y en la ludopatía.
Sin embargo, Guadalajara -lo que queda de su casco antiguo- no podría ser declarada como un patrimonio monumental de la humanidad por la Unesco, aunque perduran monumentos históricos sensacionales que, de modo individual, han sido catalogados como parte del patrimonio emblemático.
La catedral (con sus atípicas torres cual conos invertidos…), el espléndido Palacio de Gobierno, algunos templos y conventos (fragmentos) y no pocas casonas o palacios virreinales y neoclásicos de la era porfiriana han quedado a salvo entre las plazas de armas y de la liberación.
La plaza Tapatía, fue un despropósito; la idea era una inmensa explanada para la convivencia peatonal, respetando la vista del Hospicio Cabañas y del otro lado lo demás, pero la rellenaron con edificios de gobierno forrados de cantera, moles modernistas que le roban el encanto provenzal.
Guadalajara fue una versión americana y sin río de Sevilla. Hoy quedan registros de la belleza extraordinaria antes de los ejes viales, el ensanchamiento de avenidas y las plazas comerciales, al lado de un palacio colonial se alzan modernas moles rectangulares con cristaleras laterales o verticales.
El esfuerzo de los pioneros de la FIL ha sido exitoso y hoy es la mayor en su tipo, y, acaso, sus impulsores no son en lo esencial verdaderos intelectuales, sino grandes visionarios.
En efecto, imaginaron que por su gastronomía, el folclore, el mariachi y el clima del Valle de Atemajac iba a prender de ella un gran negocio y así fue, lo bueno es que se ubicó en un espacio afuera del Centro Histórico, que se rodeo de hoteles modernos y la ciudad entera se beneficia turísticamente de la FIL, un acierto.
En Zacatecas, esa fue la idea de Fernando Pámanes, cuando hizo la Plaza Monumental de Toros (que tapó Amalia García con su inútil velaría), hacia allá debió orientarse el circuito de antros y hoteles para los espectáculos masivos aislados o temporales de la ciudad y no sólo para la feria de septiembre, gran error.
A lo que ha devenido el Festival Cultural de Semana Santa, un tumulto que ahuyenta al turismo sereno, y solo jala a las hordas juveniles. Acaso debería trasladarse a ese punto todo el escándalo para que los turistas puedan ver el centro y sus monumentos sin gradas ni templetes, ni camiones que soportan la iluminación casi ocultando la fachada de la Catedral y tantas otras instalaciones y puestos de dulces, frituras y chácharas (que debería ser iguales en su forma para que no se vean cual tiraderos con toldos tutifruti, plástico, tela o papel).
Recibí la amable invitación a la posada de Imagen, no podré ir pero aprovecho para respetuosamente, reprochar a los organizadores de tan entrañable convivencia, que la vayan a efectuar en el salón de fiestas del Baruki. Ese empresario de Jalisco, que a diferencia de sus paisanos de la FIL solo sabe de negocios, sin que le importe estropear injustamente un lugar como Zacatecas capital.
El “Baruki-place” es el agravio más lamentable de “la modernidad” encimada en el Centro Histórico de Zacatecas, una tragedia y una barbaridad. Y más que ese empresario inconsciente, son culpables los funcionarios que lo dejaron hacer esa estupidez monumental.

Twitter: @f_javier_acuna




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.98
Venta 19.48
€uro
Compra 20.51
Venta 21.01

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad