Sunday 22 de January de 2017

Guadalajara: revelan identidad de algunas de las víctimas

     26 Nov 2011 15:28:48

A- A A+

Compartir:

La mayoría de los 26 hombres que fueron asesinados y abandonados en las calles de Guadalajara el pasado jueves no tenían ningún tipo de antecedente penal y todos los identificados hasta el momento vivían de ejercer algún oficio.

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Jalisco, informó que tenía identificados a 18 de los 26 hombres asesinados, y se encontró que cinco personas tenían antecedentes penales, aunque el Procurador del Estado, Tomás Cornado Olmos, fue insistente en señalar que independientemente de si tuvieran o no antecedentes, se buscará detener a los asesinos por haberles quitado la vida.

De acuerdo con la información proporcionada por los familiares o por las denuncias que en algunos casos se presentaron cuando desaparecieron, todos los hombres que fueron asesinados, desaparecieron entre el 21 y el 23 de noviembre, aunque sus cuerpos aparecieron la madrugada del jueves 25.

De entre los cuerpos ya reconocidos oficialmente por algún familiar, además de algunos de los que sólo se tienen coincidencias por huellas digitales, se pudo determinar que cinco cuentan con antecedentes por diferentes delitos, como daño a las cosas, robo y delitos contra la salud, pero todos tenían algún oficio.

Carlos de 34 años, fue el único que no fue “levantado” en Guadalajara, pues de acuerdo con su hermano Martín, vivía en Aguascalientes donde se desempeñaba como mecánico y podría haber sido detenido la noche del 21 de noviembre en el municipio de Ojuelos o en el estado de Aguascalientes, pues vivía en aquel estado. Este municipio del norte de Jalisco es uno de los que con más frecuencia se encuentran señalados como de alto riesgo por la presencia de narcotraficantes.

Junto con Carlos, fueron encontrados otros ocho cuerpos dentro de la camioneta Estaquitas Nissan, pero ninguno de los otros ha sido identificado oficialmente, sólo se tienen indicios de que una de estas personas, de nombre Juan, tenía antecedentes por fraude.

Los hermanos Ramón y Juan Pablo de 28 y 24 años trabajaban como repartidor de pizzas y chofer de mudanzas, respectivamente, y tuvo que ser su hermano Rodrigo el que los identificó e informó que ambos desparecieron la noche del martes 22 de noviembre.

José Guadalupe y Saúl Emmanuel, de 29 y 21 años respectivamente, trabajaban en una tienda Sam´s y desaparecieron la noche del 23 de noviembre, ambos fueron identificados por sus respectivos padres.

Juan Ramón, de 29 años, era técnico en termoplásticos desde hace 5 años; y aunque desapareció la noche del 22 de noviembre, nadie levantó una denuncia. De acuerdo con la Procuraduría, existía una orden de reaprehensión por robo de vehículo en contra de este hombre.

José Antonio fue identificado por su padre, quien informó que su hijo trabajaba como chofer de carga pesada desde hace cinco meses y desapareció el 22 de noviembre y el mismo día denunciaron su desaparición.

Alejandro, de 22 años, y su amigo Édgar Ramón, de 21, desaparecieron juntos el 21 de noviembre, aunque sus familiares denunciaron sus desapariciones hasta el día 23. Alejandro trabajaba como técnico dental en un laboratorio y Édgar Ramón era repartidor de una embotelladora.

El más joven de todas las víctimas fue Víctor Andrés, tenía 19 años, y se dedicaba a la venta de video juegos en un mercado Constitución, y fue “levantado” la noche del 23, aunque no se denunció su desaparición.

José Martínez era electricista y tenía de 23 años, y fue reconocido por su hermana, quien explicó que el joven desapareció la noche del 23 de noviembre.

Aunque no ha sido identificado oficialmente, se presume que otro de los cuerpos pertenece a Luis, quien ya había ingresado en dos ocasiones al sistema pentienciario por delitos contra la salud.

El cuerpo de Juan Carlos fue identificado por un hermano, quien explicó que se dedicaba a pintar casas y desde la noche del 23 de noviembre desapareció.

El hombre de mayor edad fue otro Juan Carlos, quien tenía 40 años, y se dedicaba a la vender hamburguesas desde hace 16 años, y desapareció la noche del 23 de noviembre, por lo que su familia presentó denuncia.

Octavio era panadero y tenía 36 años cuando murió, según su hermano Jesús, quien explicó que la noche del 21 de noviembre desapareció su hermano.

Horacio Oceguera López, tenía 31 años y según su madre, se dedicaba a la venta de autos usados, y de acuerdo con los registros de la Procuraduría, existía una orden de reaprehensión en contra del joven por el delito de daño en las cosas, además de que tenía antecedentes por delitos contra la salud.

Otros dos cuerpos no han sido identificados, pero ambos tienen antecedentes penales, uno por robo y otro por delitos contra la salud.




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad