Friday 20 de January de 2017

¿Hacia dónde va el mundo?

Cambiamos radicalmente los sistemas políticos, sociales y económicos, o el futuro se nos acabará

     16 Mar 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Signos amenazantes se agitan sobre nuestro mundo, cada vez más cercanos y reales. Al cambio climático, que ya es desde hace mucho una realidad, se han sumado a lo largo de los últimos años más y más catástrofes que parecen no tener límites.
Y en verdad no los tienen. A adolescentes y jóvenes de hoy les ha tocado ver cataclismos que por su magnitud antes eran desconocidos.
¿Desastres naturales? Sí, por supuesto. Hemos podido constatar que la fuerza de la naturaleza, en esencia siempre benigna y generosa, puede convertirse también en violencia incontenible y devastadora cuando reacciona ante los ataques de la ambición y la irresponsabilidad humana. Eso es lo que hoy nos toca ver y padecer.
El sismólogo chileno, Sergio Barrientos, advierte que en siete años algunas regiones han sido sacudidas por megaterremotos que antes sólo se daban cada 25 o 30 años. Ahora, con el que enluta a Japón y el mundo, han sucedido tres de gran magnitud: de 9.2 grados Richter en Sumatra, en 2004; el de Chile, en febrero de 2010, y ahora el de Japón, de 9.0 grados.
Tsunamis, inundaciones, nevadas atípicas, sequías como la que asuela a China, son sólo algunos de los signos más evidentes que recorren el mundo como constancia de que el hombre ha atentado con ligereza y persistencia contra el planeta.
En México hemos visto cómo poblaciones en estados del sureste han sido arrasadas por ríos cuyos cauces fueron desviados o por aguas de presas mal manejadas o deshabilitadas para que dejaran de producir energía y ceder la generación de electricidad a empresas privadas extranjeras.
Múltiples pruebas de la soberbia y la estulticia humanas son evidentes en la devastación que el planeta ha sufrido en infinidad de regiones y parece que hoy, las fuerzas que le dan vida al planeta se revierten contra esa sistemática desnaturalización a la que lo hemos sometido.
Explicaciones científicas al terremoto de Japón las habrá en abundancia, y todas algo de cierto tendrán, pero incluso bajo ese enfoque deberá aceptarse que el tiempo para que el hombre continúe su carrera de depredación se acerca a extremos altamente peligrosos.
Hoy las amenazas no sólo son las catástrofes naturales. El mundo enfrenta un cercano futuro de hambrunas en varias y extensas regiones. La economía en las naciones árabes, por ejemplo, se han debilitado y las revueltas populares que se desarrollan tienen como trasfondo una debacle económica.
Los precios petroleros parecen encaminarse a alzas desorbitadas, mientras la guerra parece ser la única solución que ven las potencias imperialistas.
Conflictos bélicos, quiebras económicas de naciones, desastres agrícolas y hambrunas están hoy más cerca que nunca de la humanidad.
Cambiamos radicalmente los sistemas políticos, sociales y económicos, o el futuro se nos acabará.

*Periodista




Lo más leído
María Auxilio Tenorio, nueva titular de la DSP de la capital 
Reportan disparos al aire en la avenida Hidalgo en la madrugada 
Mineros enfrenta a los Alebrijes en la Fecha 4 del Ascenso MX
Preparan investidura de Trump como presidente; llegan personalidades 
Alarma a bomberos y vecinos incendio dentro de un lote 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.78
Venta 22.28
€uro
Compra 23.31
Venta 23.81

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad