Tuesday 17 de January de 2017

Heridas por banderillas

De toros, vinos, y algo más

     14 Apr 2013 03:20:00

A- A A+

Compartir:
(Archivo)
(Archivo)

“El que inocentemente peca, inocentemente se condena”

Recientemente vimos en la pasada temporada grande de La México, la actuación del español José Antonio Padilla, quien luego de ser herido, intervenido y vuelto a intervenir quirúrgicamente debido a una cornada en su ojo izquierdo, finalmente lo perdió.
Pero hay otras heridas además de las causadas por un cuerno, las recibidas por las banderillas. Por ello, hemos recabado alguna información sobre este tipo de heridas sufridas por algunos diestros tanto extranjeros como nacionales.
Carlos Collado, Niño de la Taurina, se clavó una banderilla en el ojo izquierdo, en la Plaza de Algeciras, el 11 de abril de 1988. Se destrozó todo el párpado superior y la conjuntiva ocular.
A Miguel Espinosa, Armillita, nuestro paisano, una banderilla le dañó la tráquea, penetrando en la faringe y afectando la carótida y yugular, cuando actuaba en la Feria de San Isidro en la Plaza de Las Ventas, el 3 de junio de 1995.
Javier Vázquez salió herido en el ojo izquierdo, por una banderilla, al entrar a matar, que le ocasionó fuerte hemorragia, el 3 de mayo de 1996, en la Plaza de Villanueva de Perales, Madrid. El diestro, originario de esa ciudad, perdió la visión del ojo, pero reapareció ese mismo año en la Feria de San Fermín.
Uceda Leal, toreando en Sevilla el 18 de abril del 2006 un toro de Palha, el arpón de una banderilla que se desprendió del astado, se clavó accidentalmente en su muslo izquierdo.
El rejoneador español Leonardo Hernández, quien actuó en la pasada temporada 2012-2013 de la Plaza México, el 7 de agosto del 2007 sufrió un percance en el ojo derecho al golpearse con una banderilla en el momento de entrar a matar a un toro de Sánchez Cobaleda, lo que le originó una severa lesión en el nervio ocular.
Michelito Langrave, el más joven de los matadores de toros, pues recién cumplió once años de edad y recién también tomó la alternativa, en la Plaza de Toros de Tijuana, Baja California, el 8 de octubre del 2009, siendo aún novillero, se clavó una banderilla en la mano al entrar a matar.
El matador Antonio Barrera, toreando en la Plaza de Toros de Cozumel, Quintana Roo, el 4 de mayo del 2012, salió herido en el ojo izquierdo al golpearse con una banderilla durante su primero de la tarde. Recibió tres puntos de sutura en el párpado, sin haberse afectado el globo ocular.
Finalmente, otro de los matadores herido en un ojo, fue el mexicano El Poeta.
Y bueno, esto para recordar a los aficionados y a los que no lo son, que esta profesión, la de matador de toros, o novillero, o becerrista, representa grandes riesgos para quienes con valor se enfrentan a una raza criada ex profeso para ser lidiada en un coso: el toro de lidia.
Y…hasta la próxima
rcarballedat@prodigy.net.mx




Lo más leído
Secuestran a dos hombres en Guadalupe
Se registra accidente múltiple en el boulevard
Aseguran un vehículo robado
Encuentran a un hombre sin vida en Zóquite
Se pasa el alto y choca
El viernes será la Feria del Empleo en Calera
Piden a SRE vigilar proceso de mexicano detenido en Letonia
Se pone agresivo con Tránsito
Por Trump, anuncian cerco a Embajada de EU y bloqueo a puentes internacionales
Peña Nieto anuncia medidas en favor de economía y Pymes
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.50
Venta 22
€uro
Compra 23.05
Venta 23.55

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad