Tuesday 17 de January de 2017

Historias interrumpidas

     12 Apr 2013 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Generalmente la labor docente te brinda muchas satisfacciones, el contacto diario con jóvenes universitarios te carga de energía, te permite ser parte de múltiples historias en donde el personaje principal es un joven cargado de sueños y anhelos por prepararse y como dicen ellos, ser alguien en la vida.
En esta etapa de su formación, se caracterizan por ser inquietos, impetuosos y porque no decirlo, hasta irreverentes, pero no con mala intención, lo que sucede es que quieren devorarse el mundo y sobre todo que queden bien firmes sus posturas y opiniones.
Preguntan, debaten, cuestionan; máxime si se abordan temas políticos y, aunque a veces tienen razón, como docente te esfuerzas en centrarlos y al final resulta una experiencia estupenda porque siempre hay algo que aprender de ellos.
Cada chico y chica aportan algo a la historia semestral, los que participan siempre, los que son más reservados, “los graciosos del salón”, los políticos y hasta los que nunca están de acuerdo con lo que dices; todos van forjando una historia que se interrumpe para el docente al final del curso, pero que continua para ellos por varios semestres en la escuela.
Son muchas las historias que me ha tocado conocer a lo largo de 18 años, y por suerte sigo formando parte de muchas aún cuando dejé de ser su maestra, con varios exalumnos mantengo contacto y sigo siendo testigo de sus planes, de sus éxitos y hasta me ha tocado consolar algún fracaso.
Ahora me ha tocado vivir una triste situación, la trayectoria de gratas historias se han visto interrumpidas, lamentables sucesos han motivado que dos de mis alumnos después del periodo vacacional ya no volvieran a su ámbito universitario.
La historia de Misael se interrumpió para mí en diciembre pasado, cuando concluyó el semestre, hasta donde sé, ya no continuó en esta escuela, su historia universitaria al parecer se desarrollaría en otro lugar; un chico serio en clase, pero que me respondía siempre con una sonrisa cuando le manifestaba algo.
La historia de Adolfo se estaba desarrollando este semestre precisamente, y cada día era una grata experiencia, era el jefe de grupo, así que obviamente la interacción era constante, interrumpía la clase con preguntas que, cómo él decía, no tenían que ver con lo que se estaba abordando, pero tenía la inquietud y quería que se le aclarara su duda.
Esas inquietudes junto con las de otros de sus compañeros hacia que el tiempo siempre fuera insuficiente, y ante mi reclamo sobre el que no habíamos avanzado en el tema que estábamos abordando, el siempre respondía: “no se preocupe maestra fue una clase muy interesante”; la clase jamás será la misma, harán falta sus participaciones.
Sirva este espacio como un humilde tributo a Misael y Adolfo, a la vez envío mis más sinceras condolencias por tan irreparable pérdida a sus familiares y amigos.
Les echaremos de menos chicos.

*Docente Investigadora de la UAZ
angelicavelez@live.com




Lo más leído
Secuestran a dos hombres en Guadalupe
Se registra accidente múltiple en el boulevard
Aseguran un vehículo robado
Encuentran a un hombre sin vida en Zóquite
Se pasa el alto y choca
El viernes será la Feria del Empleo en Calera
Piden a SRE vigilar proceso de mexicano detenido en Letonia
Se pone agresivo con Tránsito
Por Trump, anuncian cerco a Embajada de EU y bloqueo a puentes internacionales
Peña Nieto anuncia medidas en favor de economía y Pymes
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.50
Venta 22
€uro
Compra 23.02
Venta 23.52

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad