Monday 23 de January de 2017

Humoradas y un motín

Los días del Bi-100

     13 Dec 2011 03:20:00

A- A A+

Compartir:
Publicidad de La Revista de Zacatecas (1911).
Publicidad de La Revista de Zacatecas (1911).

Desde que el general Bernardo Reyes lanzó el Plan de la Soledad (noviembre 16), el gobierno estatal activó un programa de seguimiento a los posibles conspiradores. Lo hizo a través de la policía secreta.
En este tenor, el viernes 24 de noviembre de 1911, el coronel Manuel Caloca, jefe del Cuerpo de Rurales, presentó a las autoridades judiciales de la Federación un par de jóvenes. Estos estaban vinculados a un presunto levantamiento armado en contra del gobierno de Francisco I. Madero.
Caloca entregó a Tomás Botello hijo y Rafael Cabrera, avecindados en haciendas situadas en Valparaíso y Fresnillo.
También debió comparecer el joven Francisco Llaguno, pero se encontraba enfermo. En esta situación, el padre, dueño de la hacienda de San José de Lourdes, se comprometió a presentarlo en Zacatecas “tan luego pudiera levantarse de la cama”.
Otros presuntos implicados eran vecinos de la capital del estado.
Según la policía secreta, el levantamiento iniciaría en San José de Lourdes. Llaguno estaría a la cabeza de unos treinta hombres.
Luego irían a las haciendas de Trujillo y Cabrales. La marcha implicaba continuar hacia el sur del estado, para alcanzar la hacienda de un general (quizá la del general Jesús Aréchiga).
Los implicados eran “jóvenes conocidos” que con frecuencia realizaban “humoradas” sociales. Y por vez primera ingresaron a la puja política.
Paralelo a lo anterior, lo que debió atenderse de inmediato, en la segunda semana de diciembre, fue el motín que Manuel Alanis provocó en Chalchihuites. Este hombre era un trabajador en la construcción de la vía férrea que uniría las estaciones de Gutiérrez y la de Sombrerete.
Este sujeto se había licenciado como soldado maderista (éste es un caso de un recién exrevolucionario que intentaba volver a las andadas de rebelde).
La información gubernamental aseguró que Alanis “tuvo la ocurrencia de rebelarse” en estado de ebriedad.
Lo hizo “con el grito de ¡Viva Reyes!” En la acción le acompañaron diecinueve trabajadores.
Las fuerzas de seguridad de Sombrerete y Chalchihuites actuaron de inmediato. Les persiguieron hasta alcanzarles en el arroyo Mala Noche, situado en la hacienda de Corrales.
Ahí fueron derrotados los “contrarrevolucionarios”.
Entonces emprendieron la fuga con dirección a Valparaíso. Resaltemos que, en tanto los rebeldes cortaron los cables telegráficos de Sombrerete, la comunicación se hizo vía telefónica de Corrales a Jerez; de aquí se pasó por telégrafo a la ciudad de Zacatecas..

*Historiador y profesor universitario




Lo más leído
Milpillas, el proyecto más importante: González 
Quieren promover festivales a nivel nacional 
Incentivan el pago del predial  
Ante Trump, necesario hablar con el sector productivo: Zavala
Inaugura Isadora Santiváñez casa de gestión 
No soy igual a Javier Duarte y voy a probarlo: Fidel Herrera
Empezamos a renegociar el TLC: Trump; Peña y Trudeau unen esfuerzos
Por huelga de hambre, Guillermo Padrés sólo toma agua y miel: CNDH
Pierde Real Madrid a Marcelo y Modric 
Tras tiroteo, reanudan clases en colegio de Monterrey
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.40
Venta 21.9
€uro
Compra 22.96
Venta 23.46

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad