Tuesday 17 de January de 2017

Impunidad: tesoro nacional

     26 Feb 2013 04:00:00

A- A A+

Compartir:

No hay manera de que me convenzan de que se perdieron 1 mil 900 millones en Tabasco y nadie se había dado cuenta, y que la bóveda en donde se guardaba el dinero desviado ¡Oh! Fue un hallazgo sin precedente.
En Tabasco, en Coahuila, en Zacatecas o póngale nombre, el desvío de recursos se convierte en nuestra cotidianidad: impune de toda impunidad.
El desaparecer recursos ya es una práctica "normal" en nuestro país y, fuera del entripado que nos provoca, se queda en chismolandia para siempre. Jamás he escuchado que alguien regrese lo que se "perdió".
Probablemente alguna vez se logró, pero ante la impunidad que reina en nuestro sistema, ocupar un puesto público, en donde se tenga acceso al dinero, equivale a ganarse la lotería, analogía o no, se convierten en suertudos poseedores de un dinero caído del cielo, y hasta ahora, libres como palomas.
El dinero no se da en árboles, aunque parecería que en las dependencias del gobierno se de por generación espontánea y aparece, casi siempre en el extranjero, en cuentas "milagro" con muchos ceros, y nadie siente el faltante hasta que !Uppss! Alguien se dan cuenta de que no está.
Antes me preguntaba si les da vergüenza, hoy sé que !Claro que no! Si conocieran el concepto no serían rateros de tan baja categoría. Robar el dinero que tanto necesitan los millones de pobres para vivir con un poco de dignidad y utilizarlo para comprar condominios en Miami o para solventar campañas políticas es de lo más indigno y amoral que existe.
Lo peor es que ya es tan fácil -casi una costumbre-, que sucede con el mayor cinismo en todos los estados y en todos los municipios del país. Calcule los municipios y delegaciones con presupuesto, y en cada uno existen robos millonarios; desde Cuchúlan El Alto, hasta Apachirris Lindo pasando por las capitales de los 32 estados de la República, en todos se siguen las mismas prácticas corruptas.
El problema se vuelve crónico cuando los que llegan prefieren no denunciar antes de que la Ley del Talión los alcance al final de su mandato, o porque fueron cómplices directa o indirectamente en su momento. ¿Cómo dicen ahora? Que sí sabían, pero no dijeron.
Las campañas electorales comienzan en breve, no sólo tendré que escuchar las mentiras y engaños con que piden ser votados, también sé que se desviarán recursos necesarios para el desarrollo de las comunidades saqueadas, pagando tontería y media con el dinero que estaba destinado para su bienestar.
¿Qué tan bueno es el negocio burocrático, para que existan tantos voluntarios luchando y aportando para que su candidato sea "el bueno"? Candidatos que serán ejecutivos efímeros del bienestar social, que sólo buscan el puesto para llenar sus alcancías y saltar al próximo escalón, en donde los presupuestos son mayores y las uñas crecen más largas.

*Ciudadana del mundo
AnaLizaZac@hotmail.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.59
Venta 22.09
€uro
Compra 23.00
Venta 23.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad