Tuesday 24 de January de 2017

Íngrid se despide del trono de la Fenaza

La joven continuará preparándose profesionalmente

     7 Sep 2012 03:20:00

A- A A+

Compartir:
  • Con una belleza natural la reina 2011 dijo que aprendió mucho como reina. Con una belleza natural la reina 2011 dijo que aprendió mucho como reina.
  • La bella joven compartió algunas de sus anécdotas. La bella joven compartió algunas de sus anécdotas.
  • Una de las mejores experiencias que tuvo fue convivir con la gente. Una de las mejores experiencias que tuvo fue convivir con la gente.
Imagen de


Contrario a lo que muchos pudieran pensar, Íngrid, reina de la Fenaza 2011, se siente tranquila y considera que es una etapa más en su vida el entregar la corona a Marisol I, la nueva reina de la edición 2012.
“Las cosas se me han dado de forma inesperada, y como tal las debo asumir. No representa ningún problema para mí”, expresó tranquila.
Con una belleza natural, la reina 2011 no se preocupa por sonreir o posar al momento de la entrevista, de hecho es notorio que a pesar de haber sido reina por un año completo ha sabido asumir su papel con seriedad, pero sobre todo con sencillez.
Siempre tuvo el apoyo de su familia. El día que se enteró que era la reina no supo como reaccionar, ya que tanto su mamá como ella iban con la simple idea de divertirse y nunca pensaron que ganaría.
“Aunque no lo esperaba, no me costó asumir el papel, no representó un peso específico; lo hice con muchísimo gusto, fue fácil, simplemente seguí siendo yo y ya”, explicó sonriente.
Una anécdota que recuerda con cariño y que en su momento la sorprendió mucho fue el día que asistieron al palenque y conocieron al cantante Reyli, quien diferente a los demás, las invitó a cenar después del show.
“Nos dieron las 6 de la mañana cenando. Fue muy padre que se abriera a convivir con nosotras de otra manera y no tan así en su papel de artista. Fue muy padre”, comentó.
Otra fue cuando asistió a una coronación en Villa de Cos, donde al final del evento una persona se acercó para decirle que le compraba el vestido que llevaba.
“Fue como todo lo que te he dicho, inesperado. La persona se acercó a mi mamá y le dijo que cuanto quería por el vestido que yo traía, que se lo compraba. Obviamente no lo vendimos pero fue una anécdota curiosa”, dijo divertida.
La experiencia más grande que le dejó el ser reina es la de convivir con todo tipo de gente. Aprendió a recibir elogios pero también críticas y entender que la vida es así y que las cosas buenas hay que disfrutarlas.
“Aprendí a ser una persona sencilla, a llevar las cosas de manera normal, a demostrarle cariño a la gente y a crecer como persona, además que ya tengo algo que contarle a mis nietos”, dijo Ingrid.
Ahora que termine su reinado, Íngrid asegura que seguirá estudiando hasta terminar su carrera para continuar preparándose, aunque no descartó la posibilidad de continuar en cuestiones relacionadas con el ámbito social.
“Sí lo he pensado, y si surgiera una posibilidad lo más seguro es que lo intentaría porque me gustó, pero no es algo en lo que enfoque mis aspiraciones directamente”, finalizó.

alemora@imagenzac.mx




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra
Venta 0.5
€uro
Compra
Venta 0.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad