Saturday 21 de January de 2017

Inmunidad parlamentaria

     21 Mar 2013 03:30:00

A- A A+

Compartir:

El debate en el Congreso de la Unión sobre la eliminación del fuero o inmunidad legislativa ha dividido opiniones, a favor por los abusos de poder e impunidad realizados por algunos representantes populares, y en contra, según opiniones de varios analistas, por la implicación política que tendría la eliminación del fuero para varios legisladores.
El fuero o inmunidad parlamentaria es una prerrogativa que salvaguarda la función legislativa al mantener el equilibrio entre los poderes y garantizar el debate parlamentario e intercambio de ideas, y no para gozar de privilegios como muchos lo utilizan; un legislador debe contar con garantías constitucionales para realizar sus funciones en libertad, sin presiones de los otros poderes y para defender legítimamente los intereses de la ciudadanía a la que representan.
La inmunidad parlamentaria tiene como finalidad que los legisladores no sean hostigados, presionados o perseguidos políticamente a través de procesos o juicios penales armados exprofeso para inhibir su función legislativa y su oposición o crítica al poder, por lo menos esa era la función principal cuando se implementó; ahora, en una pluralidad democrática donde existe mayor transparencia debe ser únicamente una herramienta que permita la libre expresión de las ideas, más no impedir que los legisladores como cualquier ciudadano sean procesados cuando se les compruebe la comisión de un delito.
El artículo 61 de la Constitución Mexicana menciona que “los diputados y senadores serán inviolables por las opiniones que manifiesten en el desempeño de sus cargos, y jamás podrán ser reconvenidos por ellas. El Presidente de cada cámara velará por el respeto al fuero constitucional de los miembros de la misma, y por la inviolabilidad del recinto donde se reúnen a sesionar”.
Las reformas a dicho precepto constitucional cambian el término “fuero constitucional por el de inmunidad parlamentaria”, entendida como un instrumento jurídico que la Constitución otorga a los legisladores en función de su ejercicio, con el único afán de consolidar su función, no la de no responder por sus actos como todos los ciudadanos.
Sin duda la inmunidad legislativa debe preservar las opiniones pero no debe ser un privilegio que deje en desigualdad a cualquier ciudadano, los actos de los legisladores deben responderse de la misma manera que los de cualquier persona.
La representación política tiene un momento bastante endeble, existe una percepción ciudadana de que no realizan su trabajo, que tienen salarios exorbitantes que no desquitan, y que si cometen algún delito quedará impune, con las modificaciones planteadas se sitúa al representante popular en igualdad de condiciones entre todos sus compañeros y con los mismos ciudadanos. Su finalidad es que cada legislador realice mejor sus funciones y responda por todos sus actos.

* Presidente de Jóvenes Comprometidos A.C.
Twitter: @jfdelreal




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad