Tuesday 24 de January de 2017

Institucionalidad democrática

     22 Nov 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

El primero de diciembre será la toma de protesta del nuevo Presidente de la República, una etapa de transición del gobierno que se ha llevado de manera consensada entre el equipo entrante y saliente, lo cual permite conocer cuáles son los retos y problemas con los que se encontrará el próximo gobierno. Después de cinco meses de transición (considerados para algunos bastantes para tomar posesión) se espera una institucionalidad democrática en el cambio de poderes, que se realice de manera pacífica, dentro de la pluralidad partidista y la divergencia ideológica.
Algunos actores políticos y dirigentes partidistas han dejado entrever la posibilidad de llevar a cabo algunas protestas en las distintas capitales del país, o incluso, al igual que hace seis años, impedir la toma de protesta como presidente a Enrique Peña Nieto ante la Cámara de Diputados, como lo marca el artículo 87 de la Constitución Política; este tipo de actuaciones no ayudan a generar un ámbito propicio para la ciudadanía, quien decidió un nuevo proyecto político.
El cambio de las autoridades en el gobierno debe responder a la voluntad de los ciudadanos, la cual es expresada el día de la votación en las urnas, dicha voluntad debe dar continuidad democrática como forma de gobierno, como ideal de un Estado en el que se genera el respeto de los adversarios, donde la lucha se da en el terreno del debate.
Países como Estado Unidos de América o España, cuando han tenido alternancia en sus gobiernos, encuentran en el cambio de poderes un momento para demostrar al mundo (y al interior) su institucionalidad democrática, su respeto a la voluntad ciudadana, a las leyes, una oportunidad para renovar la esperanza de muchos, una ocasión para que la oposición de cuenta de los desaciertos del nuevo gobierno, siempre desde los canales democráticos.
Las instituciones deben ser los espacios para la diversidad de las ideas, nunca para la permanencia de alguna de ellas, si realmente se cuenta con una oposición que se desenvuelva de manera pacífica, que sea vigilante de las acciones del gobierno, propositiva en las políticas públicas e iniciativas que necesita el país en los diferentes áreas de la administración pública, respetuosos de las instancias, seguramente existirán mas alternancias de gobierno como una constante del juego democrático.
Este primero de diciembre se debe esperar una toma de protesta como lo marca la constitución política, en una Cámara de Diputados en la que realmente se escuchen todas las voces políticas, los que apoyan al próximo gobierno, pero también quienes sean oposición, y que desde el discurso posicionen sus diferencias.

*Presidente de Jóvenes Comprometidos A.C.
Twitter: @jfdelreal




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra
Venta 0.5
€uro
Compra
Venta 0.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad