Monday 16 de January de 2017

Invalidez de la elección

     24 Jul 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

En un escenario de estado social y democrático de derecho, la elección presidencial de México se debería de invalidar, los elementos y causales de invalidez por violación de principios constitucionales, otrora (causal de nulidad abstracta) constituyen una realidad vigente.
Me parece que en la elección federal que aún no finiquitamos hubo violaciones graves a los principios constitucionales, el artículo 41 constitucional establece que la renovación de los poderes ejecutivo y legislativo, se hará mediante elecciones libres y autenticas.
 Es imposible que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación declare que la elección fue libre y sobre todo auténtica, cuando la compra de votos por parte del PRI a través de tarjetas Soriana, Monex, monederos electrónicos, chequeras de gobiernos como el de Zacatecas,  condicionaron el hambre de millones de mexicanos.
La elección federal debe anularse porque se vulneraron los principios de imparcialidad y  equidad del artículo 134 constitucional, cuando estados y municipios gobernados por el PRI, utilizaron recursos del erario para favorecer a Peña Nieto y a sus candidatos, esta es la causa de endeudamiento que sufren estos estados. Esto ha influido en la inequidad de los partidos.
La causal de nulidad abstracta fue derogada en el 2000 por el TEPJF; sin embargo los magistrados pueden articular otra cláusula con una nueva argumentación constitucional como la que aplicaron en Acapulco y recientemente en Morelia. Todo es cuestión de actualizar los hechos.
La presunción de invalidez de la elección la tendrá que substanciar el IFE y la potestad para dictar sentencia inatacable será del Tribunal Electoral. Se tendrá que demostrar fehacientemente las irregularidades que se perpetuaron y que afectaron a más de 3 millones 200 mil votos.
Para ello deberá tomar en cuenta la persuasión y la enajenación que ejercieron los medios de comunicación, como la radio y la televisión sobre la opinión pública, para engañar a millones de mexicanos con encuestadoras inalcanzables que ponían 18 puntos a Peña por encima de los otros candidatos, cuando la realidad eran únicamente 7 puntos porcentuales.
El tribunal electoral, tiene la última palabra, su resolución tendrá que convencernos, deberá explicar si rastreo el origen de los recursos de los partidos, así como el nivel de endeudamiento que tienen los gobiernos priistas, y si estos influyeron para coaccionar el voto.
La experiencia que tenemos en elecciones nos da la intuición que el voto de esta contienda no fue libre, éste fue comprado y manipulado.
En este apartado el TEPJF, ha obtenido una tesis que dice que el voto libre se da cuando se ejerce la facultad natural del sufragante de dirigir su pensamiento o su conducta  sin influencia del exterior.
Las hipótesis que marca el Sistema de Medios de Impugnación, para anular la elección, son concretamente imposibles de probar.
No obstante que la perfectibilidad de los principios constitucionales del 41, 60 y 99 dan la pauta de aplicar de nueva cuenta para limpiar la elección, la “Causal de invalidez por violación de principios constitucionales”, ¿Será posible?
      
*Maestría en Derecho Constitucional




Lo más leído
La Juve cae ante Fiorentina y queda presionada en la cima
Mineros, listo para recibir a Puebla en la Liga MX
Inauguran cancha de Capital Soccer en Guadalupe
Mineros caen ante Leones Negros en Segunda División
Los Steelers buscarán revancha ante Pats en final de Americana
En un clásico de suspenso, Packers eliminan a Cowboys
Sevilla remonta, trunca racha del Madrid y se pone a uno
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.50
Venta 22
€uro
Compra 22.84
Venta 23.34

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad