Friday 20 de January de 2017

Jardín de Guadalupe, ¿monumento histórico?

     11 Jul 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

AAnte el alboroto por la objeción de la Junta de Monumentos a consentir  la caprichosa obra de “remodelación” (no restauración)  de la Plaza Cívica de Guadalupe, el INAH a través de su delegado en Zacatecas nos obsequió una explicación verdaderamente memorable: "El Jardín Juárez no es monumento porque ha sido alterado”.

En referencia a las dos intervenciones que tuvo el referido lugar, en 1980 y  en 1990, ambas previas a la declaratoria de la UNESCO del Camino Real  de Tierra Adentro del que indiscutiblemente forma parte lo que fue el espacio arbolado externo al atrio del exconvento franciscano.
Bajo el criterio del delegado del INAH ningún monumento arqueológico y menos aún histórico podría ser defendido en la actualidad de modificaciones adecuadas o inadecuadas.
Lo que aquí está en discusión es a partir de cuando se deben seguir patrones rigurosos para arreglar y o variar un sitio histórico, si somos consecuentes la frontera la pone la declaratoria del sitio ¿si no lo vemos así de que sirve?.
Cuando el exgobernador José Guadalupe Cervantes Corona mandó alzar la sede actual  del Congreso del Estado en un solar profundo en el que el dueño quería hacer un rascacielos, ante esa situación amenazante, se complementó el espacio arquitectónico con un  edificio que de modo documentado reprodujo la fachada de la Real Caja (derruida por Villa en 1914), por lo que esa finca es una reproducción en el afán de evitar un daño que habría sido letal.
Sin embargo, por esas fechas, Don Federico Sescosse impidió una ocurrencia que estaba ganando terreno al nivel de los habitantes del corazón de la urbe y que era la “conveniencia” de ampliar la avenida Hidalgo frente a la Catedral, tumbar las casonas de la esquina  del Callejón del Santero hasta el Callejón de Veina para hacer ahí una plaza para disfrutar de la fachada a las anchas. Tumbar fincas de un conjunto histórico es una decisión extrema y siempre polémica como en la Ciudad de México cuando el hallazgo de la Coyolxauhqui  para dejar a la vista las bases de las pirámides del Templo Mayor en 1979, severa intervención infectada de la vehemencia del Presidente López Portillo, pero igualmente previa a la declaración del sitio por la UNESCO.  
 De parte del actual alcalde de Guadalupe se asegura que la UNESCO le autorizó la remodelación, mientras la Junta de Monumentos ha demostrado valor y clausuró esa obra la semana pasada, si la UNESCO autorizó debemos saber que consideraciones tuvo y porqué lo hizo. La maqueta del proyecto  indica que se renovará el concepto del lugar que poseía una atmósfera reflejo de las edades del ex convento como su estuche, los arreglos de 1980 y de 1990 sin haber sido traidores al  espacio (ornamentos menores y adoquines similares a los de la capital de Zacatecas) fueron a su vez anteriores a la declaración de la UNESCO.
Si bien la  UNESCO surgió en 1945,  fue hasta 1978  que inició a emitir declaratorias a sitios, monumentos aislados y reservas naturales como patrimonio cultural de la humanidad: Quito, capital de Ecuador y las Islas Galápagos,  la Catedral de Aachen, Alemania,  el  Centro Histórico de Cracovia Polonia, etcétera, hasta llegar en 2012 a 962 declaraciones.
Antes de los años 70 en algunos sitios extraordinarios hubo el milagro de su conservación (como Praga, Florencia, Siena o Zacatecas) frente a los embates de la arquitectura posmodernista que se desarrolla a partir de los años 40 y que incorpora materiales nuevos en proporción como el cemento, el metal al descubierto  y el cristal y las alturas de los edificios llegan a mucho más de los tres niveles, naturalmente esa nueva arquitectura vino como plaga a carcomer los recuerdos estables a pesar del tiempo al grado de desfigurarlos trocándolos en manchas urbanas, rasgo común de las ciudades del mundo.
A pesar de las reformas estilísticas (por citar del románico al gótico, al renacentista, al barroco, al neoclásico al art Nouveau), los conglomerados urbanos ancestrales  seguían dos patrones de homogeneidad: fidelidad a los materiales ( piedra, ladrillo o adobe) y las alturas de las fincas con las excepciones de los templos.
Sin ninguna necesidad se han cargado el paisaje melancólico  de ese rinconcito del Zacatecas de ayer en Guadalupe, ¿Qué sigue?

Twitter: @f_javier_acuna




Lo más leído
Suspenderán el servicio del agua en colonias de Zacatecas y Guadalupe 
María Auxilio Tenorio, nueva titular de la DSP de la capital 
EU no impondrá pena de muerte a El Chapo: SRE
Destituyen a Eduardo López de Recaudación de Jerez 
Pagan quincena a trabajadores del PRI; les adeudan prestación
Encuentran cadáver descuartizado de niño de dos años 
Reportan disparos al aire en la avenida Hidalgo en la madrugada 
#Video Se registra un aparatoso accidente en el entronque a Morelos 
Estancia Infantil, un sueño hecho realidad para Rubí Dávila 
Se unen sindicatos del sector educativo contra el sistema político
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.63
Venta 22.13
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad