Sunday 22 de January de 2017

Jesús, profeta nos llama a participar de su profetismo

El Día del Señor

     8 Jul 2012 03:40:00

A- A A+

Compartir:
  • A pesar de las pruebas Jesús nos pide creer en su palabra. A pesar de las pruebas Jesús nos pide creer en su palabra.
  • A pesar de las pruebas Jesús nos pide creer en su palabra. A pesar de las pruebas Jesús nos pide creer en su palabra.
Imagen de


INTRODUCCIÓN
Cada domingo la Iglesia nos trasmite y enseña diversos aspectos de nuestra vida en Cristo. Con esto, somos llamados a vivir con la gracia de Dios, los diversos aspectos de la persona y la misión de Jesús en la Iglesia y ante la faz del mundo.
Hoy, las tres lecturas de este domingo se refieren precisamente al hecho del profetismo. La Sagrada Escritura en la carta a los Hebreos nos dice y enseña: “De una manera fragmentaria y de muchos modos habló Dios en el pasado a nuestros Padres por medio de los profetas; en estos últimos tiempos nos ha hablado por medio de su Hijo a quien instituyó heredero de todo y por quien también hizo los mundos...” (Hbr. 1, 1-2).
Reflexionemos en el hecho del profetismo que comenzó en el Antiguo Testamento y que culminó con Cristo Profeta, en el Nuevo Testamento.
 
CRISTO PROFETA  EN NAZARET
El evangelio de San Marcos este día, nos presenta a Cristo ejerciendo su profetismo en la sinagoga de Nazaret. Allí un sábado fue a la Sinagoga y se puso a enseñar.
Sus paisanos primero se asombraron de sus enseñanzas proféticas en nombre de Dios... pero luego lo cuestionaron, diciendo con extrañeza que de dónde Cristo había aprendido tantas cosas sabias, si en realidad era “un hijo de vecinos” que conocían desde su infancia. Que su madre y su padre carpintero y parientes vivían entre los nazarenos. Se admiraban de su doctrina y milagros que había hecho en otros lugares, pero a la vez se escandalizaban de su persona y su acción.
Tanto fue así, que rechazaron al Señor y allí no pudo hacer milagros, salvo curar algunos enfermos imponiéndoles las manos. Jesús les dijo: “Todos honran a un profeta, menos los de su tierra, sus parientes y los de su casa”. No pudo hacer allí ningún milagro.  “Y estaba extrañado de la incredulidad de aquella gente.
Luego se fue a enseñar en los pueblos vecinos”.
Estas circunstancias que San Marcos nos relata, nos hacen ver cómo Jesús profeta de los profetas. El Mesías enviado por Dios para revelar su misterio de salvación, fue rechazado en su tierra adelantando con ello, lo que al final de su vida sufriría en manos de los judíos, sus jefes religiosos y políticos, hasta llevarlo al patíbulo de la cruz en donde con su muerte coronó su profetismo. De esta manera se sumó a los profetas que le antecedieron y que hablaron de él como el gran profeta que habría de venir para sellar perfecta y definitivamente las enseñanzas proféticas de parte de Dios con relación al Reino que sería instaurado para la gloria del mismo Dios y la redención de los hombres. 

JESÚS LLAMA A SUS SEGUIDORES A CONTINUAR CON SU PROFETISMO
Cristo  cumplió la voluntad de su Padre en orden a nuestra salvación temporal y eterna. Nos habla después de haber muerto, resucitado y subido a los cielos a través del profetismo de su Iglesia que El fundó. Los discípulos del Señor estamos llamados a conocer, asimilar y trasmitir las enseñanzas proféticas de Jesús. Con nuestros pensamientos, palabras y obras impregnados con la luz y la verdad de su evangelio, todo cristiano a partir de su bautismo y confirmación es convocado para hacer presente la persona de Cristo profeta en el seno de la misma Iglesia y ante la faz del mundo. Esta tarea tiene sus riesgos y peligros. Dar testimonio de la verdad revelada incomoda a muchos quienes en las diversas etapas de la historia de la salvación, han rechazado violentamente las enseñanzas de Cristo y por ello  muchos discípulos, sufrieron desprecios, persecuciones, incomprensiones, impopularidad, simple y sencillamente porque con valentía y audacia entregaron sus vidas para ser profetas y testigos vivientes, comprometidos y fieles con Cristo y su evangelio, hasta los sufrimientos  y martirio que cegaron sus vidas para este mundo, abriéndose así, la vida celeste que el profetismo anuncia como premio y victoria de los que se comprometen verdaderamente con Jesucristo. 

CONCLUSIÓN
Hoy más que nunca hacen falta hombres y mujeres creyentes que, a ejemplo de Jesús, sean profetas y manifestación del mismo Dios a los demás.
Cristo profeta espera de sus seguidores, que sean alegres testigos de su vida y de su evangelio.  Todos los días, con salud y enfermedades. Con circunstancias favorables y desfavorables. Escuchar a los demás, consolarlos en sus penas y pruebas difíciles; promover como testigos  activos y comprometidos, la convivencia del amor a Dios y a los hermanos sin distinción de cualidades, razas, culturas y lenguas. Abrir el corazón y la mente para hacerse solidario con los pobres y necesitados. Ayudar y tender la mano a todo aquel que necesite ayuda en las pobrezas y miserias que abundan en el mundo.
¡Pidamos a Cristo profeta, quien nos da su vida y nos llama a ser testigos y profetas suyos, en el mundo de hoy, en donde se atenta constantemente contra la vida, contra la fraternidad, la justicia, la verdad y el amor. Para que con El, por El y en El, seamos auténticos heraldos del designio de Dios, quien no quiere la muerte de sus hijos, sino que convertidos con la gracia de su Hijo Jesucristo, brillemos como luz y demos sabor de sal, con el testimonio coherente de nuestras vidas!.

*Obispo Emérito de Zacatecas




Lo más leído
Tim Matheson en ¿Quién mató a Reagan?
Gael García, fiel a sus ideales
Una segunda oportunidad para tu basura
Localizan en Luis Moya el cuerpo de un hombre con el tiro de gracia 
Muere Yordano Ventura, pitcher de los Reales de Kansas City 
Se burla Trump de movilizaciones en su contra “¿Por qué no votaron?” 
No es tiempo de revisar el contrato colectivo: Gerardo García 
Desaparece el helicóptero de empresario regiomontano
Renuncia Fidel Herrera a su cargo de cónsul en España 
Mineros brinca al tercer lugar del Ascenso MX 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.55
Venta 22.05
€uro
Compra 23.09
Venta 23.59

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad