Wednesday 18 de January de 2017

Joe y la cuenta regresiva

CARTAS DESDE EL EXILIO

     18 Apr 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Sintió una explosión blanca en su cara, luego una cuenta regresiva se escuchaba en la lejanía.
De repente, Joe abrió los ojos y vio a un ángel regordete tocando una guitarra eléctrica en la esquina de un tétrico callejón.
El Jefe te espera en la taberna de la tercera esquina, le dijo riendo el vivaracho personaje.
Entre contrariado y perplejo, Joe caminó rumbo a ese lugar cuyo nombre lo asombró aún más: “Celestiales placeres”.
Adentro, la sobria juerga era animada por una banda musical que tocaba una música extraña e incompresible para los mortales oídos.
Sus integrantes vestían ropajes campiranos y cargaban sobre sus cachetes sempiternas barbas de colores indescriptibles.
Joe identificó al Jefe sin saber por qué. Dejó caer su pequeño y maltrecho cuerpo en la banca y lo miró fijamente, tratando de descifrar el enigma que anidaba en los ojos fulgurantes de aquel misterioso ser, cuyo nombre era impronunciable.
 ¿Por qué lo haces?, le preguntó el Jefe. No lo sé, respondió Joe sin entender a qué se refería. ¿No te cansas de hacer lo que haces? ¿Pelear cotidianamente?, interrogó Joe. Claro, es agotador, pero así es la vida, eterna lucha.
¿Es así o la has convertido voluntariamente en un “ring” permanente?, recriminó el Jefe.
No, gritó involuntariamente Joe. Quien creó la existencia humana acaso modeló su imagen a partir de la pugna constante, de los callejones sin salida, de las tragedias y los asedios de la muerte.
Para triunfar tienes que luchar todos los días porque en cada esquina te espera un espectro que desea despojarte de lo tuyo o que busca hacerte infeliz.
¿No será caso que has caído en la red de los apostadores?, insistió el Jefe.
Mejor pregúntale a los dioses, ellos sabrán por qué diseñaron el mundo así, imperfecto y calamitoso, espetó con sorna Joe.
Quizá sean ellos los apostadores del juego y nosotros las marionetas que luchamos para amenizar su aburrimiento celestial. ¿Por cierto, eres tú el “Jefe” o simplemente el intermediario?
Ni lo uno, ni lo otro, aclaró el arcano ser. Yo, en realidad, soy tú; y eso de los dioses es una pregunta irrelevante.
Toma el espejo y ve tu imagen. Joe miró con incredulidad el artefacto y vio que el otro era él. La charla había sido consigo mismo, las preguntas las hacía para sí.
En ese momento lo asaltó una duda: “soy un hombre o soy un Dios”. Por un momento sintió que el relámpago sagrado recorría su alma.
Entonces escuchó una voz que gritaba “ocho” y se levantó de la lona sonriente, con la certeza de que ganaría la pelea.

*Miembro del SNI




Lo más leído
Detienen en Tacuba, capital, a un hombre con una navaja y en vehículo robado 
Agresor en colegio de Monterrey anunció el ataque en foro 
Muere estudiante que disparó en colegio de Monterrey
Estudiante dispara a compañeros y maestra en colegio de Nuevo León
Se suma Alejandro Tello a la propuesta de reducción de diputados 
Autor de tiroteo en colegio de Monterrey padecía depresión
Denuncia el Supdacobaez el desvío de $100 millones por año, desde 2010 
No toleraré actos de corrupción ni solaparé a quien viole la ley: Uc Jacobo
Fallece don Raúl Muñoz Popoca, destacado fresnillense
Cumplen 110 mil zacatecanos con el pago de impuestos 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.92
Venta 22.42
€uro
Compra 23.26
Venta 23.76

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad