Thursday 19 de January de 2017

José Guadalupe Posada, rodeado de mitos

     2 Feb 2012 03:20:00

A- A A+

Compartir:
  • "Gran calavera eléctrica".
  • Antiguo taller de grabado de José Guadalupe Posadas. Antiguo taller de grabado de José Guadalupe Posadas.
  • "Calavera revolucionaria".
Imagen de


Hoy se festeja el 160 aniversario del nacimiento del famoso ilustrador y cartonista; es por este motivo que el historiador Agustín Sánchez González pide rendir un homenaje nacional y abrir un debate para ampliar los conocimientos que se tienen sobre la mítica figura hidrocálida.

MÉXICO, DF.- El historiador mexicano Agustín Sánchez González (1956), pugnó porque se abra un debate en torno al grabador José Guadalupe Posada (1852-1913), a fin de “desatar” toda la serie de mitos que se han creado en torno a su vida y obra.
Entrevistado a propósito del 160 aniversario del nacimiento del ilustrador y cartonista, que se celebra hoy 2 de febrero, pidió un homenaje nacional para el artista hidrocálido en el que se amplíe el conocimiento que se tiene de él, “dado que Posada se ha convertido en una caja de sorpresas cada vez que se investiga sobre su persona”.
Afirmó que a raíz de la muerte de este celebre autor, recordado por sus ilustraciones de “calacas” o “calaveras”, se ha creado una serie de mitos, por lo que consideró que es hora de abrir una gran discusión nacional para saber quien era realmente Posada.
“Se ha mantenido una serie de falsedades en torno a la historia del propio Posada. Hoy se va hacia dos extremos; el primero es que se conocía a Posada en una forma tradicional con una serie de mitos falsos.
“La otra consiste en el radicalismo que han adquirido algunos autores, como Rafael Barajas El Fisgón, que plantea a Posada como un personaje porfirista y conservador, cuando esto no fue así”, indicó.
Entre la serie de mitos creados en torno a la figura de Posada, de acuerdo con quien es considerado uno de los más importantes historiadores de la caricatura mexicana, radica el personaje famoso de “La Catrina”, el cual no fue una invención de Posada sino del muralista Diego Rivera, quien la bautizo con ese nombre.
“Lo que en realidad hizo Posada fue la Calavera garbancera, y éste es la mejor demostración de cómo se manipula la historia a partir de las imágenes”, dijo.
Consideró que “La Catrina” se maneja como una crítica a la aristocracia, y aclaró que lo que Posada y el editor Vanegas Arroyo buscaban con ese personaje era criticar a los mexicanos que no querían ser ni como los indígenas ni los españoles.
Otro de los mitos, afirmó, fue el del grabador Leopoldo Méndez cuando retrató a Posada haciendo un dibujo de la represión porfirista en 1892.
Según Sánchez González se trata de “un dibujo falso que pone a Posada al lado de los hermanos Flores Magón, cuando ni siquiera existió incidencia de que se conocieran”.
Destacó que con ese dibujo Méndez mitificó la figura del grabador y generó un personaje radical anarquista que no fue real.
“Posada es quien dibuja el entorno de lo mexicano y nacional, pero no tiene nada que ver con una posición política como se le ha querido presentar”.

Mirada a la muerte
Otro de los mitos, según el especialista en la vida y obra de Posada, consiste en los rasgos indígenas de su obra, la muerte como un fenómeno indígena.
“Eso tiene que ver con su infancia, pues de pequeño vivía en el Panteón de los Ángeles, en el barrio de San Marcos (de la ciudad de Aguascalientes), y le tocó ver miles de muertos por la epidemia del cólera en los años en que él es niño.
“Posada vio la muerte de niño y eso hace que su primer dibujo que se conoce, cuando tiene 19 años, sea una calavera”, dijo.
Para el investigador del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de Artes Plásticas (Cenidiap), una de las cosas más importantes a saber de Posada es que nunca se le hizo entrevista alguna, y el que se conozcan sólo dos fotografías suyas.
“Poco a poco se ha ido armando su rompecabezas; algunos de los documentos que no se conocían los he ido descubriendo, uno de ellos es el acta de bautizo, donde se rompe otro mito.
“El que algunos autores como El Fisgón aseguraban que el segundo apellido de Posada era Ruíz, y en el acta de bautizo no había nada que dijera eso, su nombre real era José Guadalupe Posada Aguilar”, subrayó.

Buscando el debate
Sánchez González reiteró su propuesta de que se abra un debate, “pues en la medida en que descubramos a Posada sabremos cómo somos los mexicanos, porque él es el gran retratista de los mexicanos.
“Abrirlo y que no se quede en un homenaje simple y llano. No puede pasar que el festejo de un gran hombre termine siendo una llamarada de petate”, concluyó.
 




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 22.00
Venta 22.5
€uro
Compra 23.29
Venta 23.79

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad