Sunday 22 de January de 2017

Juan Pablo II, ejemplo de alegría ante el dolor

     6 Dec 2011 03:20:00

A- A A+

Compartir:

Dirigir con desparpajo a un coro de jóvenes con el bastón que tenía que utilizar para caminar debido a una fractura en el fémur, es una de las imágenes del Beato Juan Pablo II que más recuerda monseñor Juan Antonio Soto Guerrero, vicario episcopal para la Vida Consagrada de la Diócesis de Zacatecas.
La lesión fue producto de una caída en el baño por la que el Santo Padre tuvo que ser operado en múltiples ocasiones.
Estas intervenciones quirúrgicas sólo se sumaron a otras de las que fue objeto en el transcurso de su vida como aquella en la que perdió parte de uno de sus intestinos debido al atentado que sufrió el 13 de mayo de 1981 en la Plaza de San Pedro en el Vaticano, cuando le disparó Mehmet Ali Agca.
Como consecuencia de ese atentado, Juan Pablo II también fue operado del colon y poco antes de morir, el 2 de abril de 2005, fue intervenido para que le colocaran un tuvo que le permitiera respirar, además de tener que lidiar con el mal de Parkinson que lo aquejaba.  
Pese a esto, recordó, la gran lección de Juan Pablo II fue su gran amor por la humanidad, pues ante sus enfermedades siempre dio muestra de saborear la vida al máximo.
Monseñor Soto Guerrero, contó que su primer viaje al Vaticano lo hizo en 1988, cuando fue a estudiar Teología Dogmática en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.
De su primer encuentro con Juan Pablo II recordó su mirada profunda y su facilidad para las lenguas pues saludaba a todos los estudiantes en sus respectivos idiomas.
Pero lo que más le sorprendió fue descubrir a un Papa bromista pues a uno de sus compañeros que viajó desde Aguascalientes Juan Pablo II le dijo: “Este muchacho está muy flaco, denle de comer más”.
El padre Soto Guerrero estuvo en Roma hasta el año de 1993, pero en 1997 regresó al Vaticano para trabajar como el secretario privado del cardenal Javier Lozano Barragán, quien fue nombrado presidente del Pontificio Consejo Pastoral para la Salud.
De esa experiencia, dijo, aprendió la importancia de la Iglesia Católica en temas de salud pues en todo el mundo administra 100 mil estructuras sanitarias principalmente de hospitales y consultorios.
Parte de esta infraestructura, la atribuyó a la iniciativa de Juan Pablo II, pues aseguró que era un hombre muy preocupado por brindar atención médica debido a que vivió directamente el sufrimiento y los estragos de la guerra.  
Monseñor Soto Guerrero también contó que una de las frases de Juan Pablo II era que “mucha gente no puede venir a ver al Papa (a Roma), pero el Papa si puede ir a verlos”, y en esta lógica fue que el 12 de mayo de 1990 visitó el estado de Zacatecas.
A 21 años de esa fecha, hoy llegan sus reliquias a la Catedral de la ciudad capital, evento que el sacerdote católico espera que sirva para devolver la esperanza a las personas, la que se ha perdido ante el clima de inseguridad y un modo de vida centrado en el consumismo.
Explicó que la situación actual demanda que las personas se vean a si mismas como seres humanos y no como meras fuentes de ingresos.
Por ello, confió en que las reliquias de Juan Pablo II sirvan tanto para la reconciliación como la renovación a fin de que las personas entiendan que aunque se tenga una vida sencilla se puede vivir mejor.
 




Lo más leído
Tim Matheson en ¿Quién mató a Reagan?
Gael García, fiel a sus ideales
Localizan en Luis Moya el cuerpo de un hombre con el tiro de gracia 
Muere Yordano Ventura, pitcher de los Reales de Kansas City 
Renuncia Fidel Herrera a su cargo de cónsul en España 
Difundirán a nivel nacional los festivales zacatecanos más representativos 
Busca la Semujer replicar Ciudades Seguras para prevenir la violencia 
Se burla Trump de movilizaciones en su contra “¿Por qué no votaron?” 
Mineros brinca al tercer lugar del Ascenso MX 
Busca Guadalupe duplicar la aportación del Programa 3x1 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad