Monday 16 de January de 2017

¿Juventud sumisa o rebelde?

     14 Mar 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

A adolescentes y jóvenes suele reclamárseles su inacción social. Viven encerrados en sus recámaras o se refugian en los cibercafés a chatear, ver videos, “bajar música” y consumir alimentos chatarra. Lo peor: más de 7 millones de personas de ese segmento poblacional no estudia ni trabaja.
Pero a quienes tienen el privilegio de ir a la escuela igualmente se les impugna por su aparente desinterés en las clases; por su desdenes a maestros y autoridades escolares. Esto también repercute en el hogar y en el entorno social.
Es común a paterfamilias expresar los consabidos reproches: “cuando yo era joven…, yo a tu edad…, en mis tiempos…, los muchachos de entonces…”. Y les soltamos una retahíla de reales o supuestas actividades que desarrollamos y nos condujeron a ser los ejemplares padres y mejores mexicanos que hoy somos.
Sin abundar en los necesarios matices para poner el tema en perspectiva, podríamos sugerir que la mayoría de los adultos considera reprobable la supuesta insolidaridad social, el desinterés político y la falta de compromiso de muchos jóvenes, pero cabe preguntarnos si realmente tienen motivos para ser solidarios, para aventurarse en los vericuetos de la política. Y de comprometerse, con qué o con quiénes, cuando sabemos que su aislamiento en gran parte se debe a la decepción, el descontento y la inconformidad generada precisamente por quienes en algún momento enarbolamos la protesta y el activismo social como parte de nuestro ser.
La semana pasada y principio de esta, en Zacatecas presenciamos una incipiente protesta estudiantil, pronto apagada, pero que a pesar de lo efímera permitió ver aristas dignas de comentario.
Nos quejamos del individualismo exacerbado de algunos y la apatía de muchos, pero apenas un grupo de alumnos del Colegio de Bachilleres alzó la cabeza, las ballestas del conservadurismo apuntaron a sus cabezas.
¿Quiénes son los alumnos para decir si un maestro sabe o no enseñar? Si los sanitarios están sucios ¿por qué no los cuidan y ayudan a tenerlos limpios en vez de quejarse? Si un prefecto cometió acoso sexual ¿porqué la alumna no aporta pruebas y lo denuncia penalmente o ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos? Si los alimentos chatarra y refrescos los venden excesivamente caros en la tienda interna ¿para qué compran ahí? ¿Desde cuándo le tiran los patos a las escopetas?
Démosle la bienvenida a la “rebelión” de esos jóvenes. Que se dilucide cuánto hay de cierto en sus protestas, pero no prejuzguemos. Recordemos cómo se estigmatizó y condenó en los años 80 la huelga en la UNAM, pero sin aquella luminosa e impetuosa rebeldía del Consejo Estudiantil Universitario la UNAM no estaría hoy entre las mejores y más numerosas del mundo. Tampoco olvidemos la gran lección del movimiento estudiantil del 68.



*Periodista
ricgomm@hotmail.com




Lo más leído
La Juve cae ante Fiorentina y queda presionada en la cima
Mineros, listo para recibir a Puebla en la Liga MX
Inauguran cancha de Capital Soccer en Guadalupe
Mineros caen ante Leones Negros en Segunda División
Los Steelers buscarán revancha ante Pats en final de Americana
En un clásico de suspenso, Packers eliminan a Cowboys
Sevilla remonta, trunca racha del Madrid y se pone a uno
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.50
Venta 22
€uro
Compra 22.84
Venta 23.34

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad