Thursday 19 de January de 2017

La agenda política de las mujeres mexicanas

     20 Jun 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Dentro de muy pocos días se realizará en nuestro país uno de los ejercicios democráticos más importantes de este inicio de milenio. Las mexicanas saldremos a votar el 1 de julio, debemos salir a ejercer nuestro derecho al voto con plena conciencia de lo que eso significa. Me parece oportuno señalar algunas de las cuestiones relevantes que debemos reflexionar, desde la perspectiva del género femenino, como premisas fundamentales de cara a este proceso electoral federal 2012.
La primera de ellas tiene que ver con propio ejercicio del voto de las mujeres. Deviene indispensable recordar que este derecho se nos reconoció hasta el año 1953, que para lograrlo muchas mujeres sufragistas mexicanas realizaron movilizaciones políticas y sociales durante más de 100 años; existen registros en nuestra historia de que las primeras sufragistas, zacatecanas por cierto, lo buscaron desde el siglo 19. Debemos salir a votar las mujeres zacatecanas pues el reconocimiento pleno de nuestros derechos políticos es el resultado de la lucha de admirables mujeres que se concibieron por encima de lo que la sociedad mexicana les tenía destinado. Estas mujeres decidieron, al observarse conscientemente, que no existía razón para ser tratadas como inferiores respecto de los hombres y lucharon por la igualdad y la justicia.
Debemos salir a votar, además, porque las mujeres somos más del 50% del padrón electoral. Y la opinión de más de la mitad de la ciudadanía, debe ser contada.  Un dato adicional, que debemos resaltar, es que en la última elección local del año 2010 las mujeres votamos en un 62.6% y los varones en un 54.6%, es decir, casi 10 puntos porcentuales más que los varones. Lo anterior, derivado de la investigación realizada en el Instituto Electoral del Estado de Zacatecas.
Debemos votar porque somos partícipes de la política mexicana y, por tanto, somos partícipes de la pluralidad. Las mujeres no pensamos igual, se equivoca quien así lo considere. Las mujeres tenemos ideas diferentes, vemos el futuro de manera diferente, por tanto, tenemos partidos políticos que nos atraen y otros que no. Se equivoca quien piense que las mujeres vamos a votar de una igual manera, y esto no será así, porque no somos todas iguales, no somos la mujer mexicana, somos las mujeres mexicanas, dueñas de una policromía rica y nutricia. Cada una deberá elegir su mejor opción, cada una deberá reflexionar su voto y otorgarlo a quien le represente la mejor opción.
Sin embargo, en esa pluralidad que vivimos, existen temas que nos son comunes, condiciones que nos afectan a todas independientemente del nivel socioeconómico, de vivir en el campo o en la ciudad: la violencia, la exclusión, la falta de oportunidades y la necesidad de visibilizar las políticas a favor de nosotras.
Y es en este punto en el que vale la pena insistir en la visión de género, en la conciencia de género, en esa necesidad de identificarnos y generar los mecanismos adecuados para que la sociedad y el gobierno mejoren las condiciones de vida de la mitad de la población.
Sara Sefchovich en su libro "¿Son mejores las mujeres?" define al feminismo como “la teoría y práctica, el pensamiento y la acción, el sueño y la propuesta de vida que revolucionaron al mundo en el siglo 20”. El feminismo es una forma de pensar y de vivir, es una práctica, es una militancia y una gestión. El feminismo es una postura ética, pues parte de una necesidad de igualdad y de justicia entre hombres y mujeres. “Ser feminista es estar en una lucha para que las mujeres sean algo más que un cuerpo dador de placer a los otros, es una lucha para entender que el placer es algo más que comprar y mandar y humillar al otro”, Sara Sefchovich. La identidad de género no está en la parte de la sexualidad, está en la mente y en el espíritu, más allá del cuerpo y el “cuchi cuchi”,  las mujeres podemos convencer con la razón y la inteligencia.  
Por ello, se justifica una agenda de género y resulta indispensable identificar, no sólo los discursos y los derechos, sino las políticas y los mecanismos, para disminuir la brecha que nos separa de la inclusión y el desarrollo en paridad.
Debemos salir a votar con la perspectiva de una agenda política de las mujeres. Las niñas, las ancianas, las madres, las trabajadoras, las empresarias, las académicas, las amas de casa, las artistas, debemos reflexionar sobre la agenda de género que se pone a nuestra disposición. Revisemos, qué han propuesto las candidatas y los candidatos con respecto a los temas que nos interesan como mujeres. ¿Podemos identificar una agenda clara de lo que serán las políticas públicas a favor de las mujeres si gana un partido u otro? Salgamos a votar todas el próximo 1 de julio, es un derecho que nos pertenece y que no debemos soslayar. Una vez ejercido este derecho, vayamos a la construcción de una agenda de inclusión, de justicia y de igualdad.

*Doctora en Derecho y consejera presidenta del IEEZ
soto@itesm.es
 




Lo más leído
Balean una casa en la colonia Alma Obrera durante la madrugada 
Extraditan a El Chapo Guzmán a Nueva York 
Analizan implementación del operativo mochila en Zacatecas 
Alcalde Pérez, libre; los afectados se recuperan, pero temen por su seguridad 
Choque entre camión de arena y autobús en India deja 20 niños muertos 
Aplica la Profeco sellos de suspensión en siete tortillerías 
No desaparecerá el Cobaez, revisaremos contrato colectivo de trabajo
Le quitan la vida a un hombre en la colonia Lomas de Plateros 
#Video Vuelve Gorillaz con canción contra Donald Trump 
Google se 'viste' de luto tras ataque en colegio de Monterrey
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.96
Venta 22.46
€uro
Compra 23.37
Venta 23.87

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad