Thursday 19 de January de 2017

La balada de Leirbagh

CARTAS DESDE EL EXILIO

     9 May 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Leirbagh los veía a través de las temblorosas ventanas. Afuera, el sol parecía consagrar la alegría y los niños de Marón pegaban sus meduseos ojos para hurgar en la gélida habitación de aquel joven de mirada abatida, dentro de aquella atmósfera resplandeciente
Los visitantes veían esta escena y aceptaban la fábula oficial construida por los habitantes de Adritúp Orbe. Según esta miserable versión, había enfermado el mortecino Leirbagh por el descuido de sus padres. Presuntamente, lo mantuvieron a la intemperie como castigo por las mal andanzas suyas y sólo le proporcionaban comida cada tres lunas llenas.
Por supuesto que las reiteraciones de este indigno maltrato tuvieron consecuencias irreversibles en la salud del precoz poeta. El “Uno”, integrador y misericordioso, creador del odio y la jactancia, escandalizado por la tortura de Leirbagh, cegó la vida de sus padres con aciaga lentitud; poco a poco, fue despojándolos del poder subversivo de la voluntad y del amor a la existencia.
Una mañana cayeron abatidos por los demonios de la abulia y la anorexia, transformándose así en ejemplo diáfano del castigo divino a los vicios execrables.
Confieso que nunca me tragué esta inverosímil historia tejida por unas manos diabólicas. Eran demasiado visibles los nudos ilógicos del razonamiento y, por ello, un buen día, decidí trascender los estrechos marcos del oficialismo y me interné subrepticiamente en la casa de Leirbagh hasta pisar la habitación suya.
Como siempre, la realidad es mucho más horrenda que los mundos de la imaginación. El frío azulado que impregnaba con su dolor ese espacio no era de este mundo, sino de los intersticios infernales; imposible resistirlo. Leirbagh tiritaba y permanecía con los ojos abiertos como si fuesen dos fosas a punto de cerrarse. Me contó la tragedia suya y reveló el lado oscuro del sol.
La hechicera Marón había llegado a “Orbe”, acompañada de sus gargólicos hijos, apenas unos meses antes. De inmediato se apropió de los frutos del trabajo y de la imaginación de los habitantes. Gangrenó la sutil armonía de las familias; infectó con su maledicencia la sangre de las almas bienhechoras; demonizó el pensamiento y consumió la energía de los corazones.
Sólo Leirbagh y sus padres resistieron el embate de la bruja, pero más tarde les arrebató la capacidad de soñar y, por tanto, aniquiló la pulsión de vida.
Leirgbah me confesó que el escenario luminoso era sólo una fachada, detrás de esta brillante cortina reinaba la oscuridad de Marón y sus hijos. Él murió y yo me dediqué a recorrer las ciudades, los pueblos y las aldeas para cantar su historia y advertir al mundo de las probables atrocidades del porvenir.

*Miembro del SNI




Lo más leído
Balean una casa en la colonia Alma Obrera durante la madrugada 
Analizan implementación del operativo mochila en Zacatecas 
Choque entre camión de arena y autobús en India deja 20 niños muertos 
Google se 'viste' de luto tras ataque en colegio de Monterrey
#Video Vuelve Gorillaz con canción contra Donald Trump 
Se reúne Alejandro Tello con Rosario Robles 
#Video En charla, sobrevivientes del Escuadrón 201 narran sus hazañas
Dejan una cabeza humana en la colonia Ojo de Agua de la Palma, Guadalupe 
Recupera Metropol dos autos robados 
Menor que disparó practicaba la cacería con su padre 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.89
Venta 22.39
€uro
Compra 23.27
Venta 23.77

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad