Monday 16 de January de 2017

La cámara de diputados sin compromisos

     24 May 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

En los sistemas presidenciales, donde el partido del presidente no es mayoría dentro del Congreso, las relaciones entre ambos poderes pasan por momentos de prueba críticos. El apoyo parlamentario a la política del ejecutivo es fundamental, para ello es necesario que los miembros de su partido generen condiciones para lograr acuerdos con los otros grupos.
En el Congreso cada tema enviado por el presidente tiene su relevancia, al igual que cada uno de los legisladores en su desempeño. Para sacar adelante un asunto o para impedir su aprobación, hay momentos que exigen la unidad en el interior de cada bancada. Es decir, cobran significado términos como cohesión y disciplina, que son condiciones necesarias, aunque no suficientes, para alcanzar objetivos específicos.
En el ámbito internacional hay parlamentos donde, en ocasiones, grupos cohesionados y fuertemente disciplinados enfrentan problemas para llegar a acuerdos con otras bancadas, esto trae como consecuencia que las fuerzas se polaricen en el espacio político y se estanque la actividad parlamentaria.
En México la agenda legislativa tiene temas medulares que llevan varios años estancados, razón por la cual se habla de parálisis legislativa. Desde 1997, son diversas las causas que han impedido que el presidente y el Congreso se pongan de acuerdo para impulsar políticas de fondo. A pesar de todo, la producción legislativa en otros asuntos sigue su curso. Este tipo de asuntos no pierden importancia ya que promueven el debate, exigen negociación y consenso entre las bancadas.
En un estudio en el que utilicé 107 dictámenes que arrojaron una votación dividida en la Cámara de Diputados, para analizar la disciplina de las fracciones del PRI, PAN y PRD en el período 2000-2007, los datos arrojaron grupos fuertemente disciplinados y tendencialmente cohesionados.
El trabajo está incluido en el libro “La situación de la democracia en México”, coordinado por el Dr. Gustavo Ernesto Emmerich y publicado en 2010 por la UAM e IDEA Internacional.
Al continuar el ejercicio, en el período febrero de 2008 a abril del 2011, encontré otros datos interesantes. Por ejemplo, la disciplina de los tres grupos se ha venido relajando. Esto obedece a la existencia de liderazgos débiles en cada uno de los grupos, situación que incrementa la autonomía de los diputados, respecto de sus líderes.
Otro dato interesante que resalta en el estudio es un alto porcentaje de ausentismo entre los miembros de las tres bancadas. En este período se seleccionaron 59 ocasiones, en las que los asuntos arrojaron votaciones divididas y donde el porcentaje de ausencias fue el siguiente: en el PRI 24 por ciento, en el PAN 22 y en el PRD 28.
Estos resultados no son nada alentadores pues la lectura que se desprende de ellos es que: 1) nuestros representantes no están cumpliendo con el cargo para el que fueron designados, y 2) las políticas que están surgiendo del Congreso de la Unión vienen dotadas de un porcentaje consensual mínimo.
En ese sentido, puede concluirse que la política legislativa, emanada de la Cámara de Diputados, se encuentra cada vez más alejada de las necesidades de los electores y de la población en general.
*Politólogo




Lo más leído
La Juve cae ante Fiorentina y queda presionada en la cima
Mineros, listo para recibir a Puebla en la Liga MX
Inauguran cancha de Capital Soccer en Guadalupe
Mineros caen ante Leones Negros en Segunda División
Los Steelers buscarán revancha ante Pats en final de Americana
En un clásico de suspenso, Packers eliminan a Cowboys
Sevilla remonta, trunca racha del Madrid y se pone a uno
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.50
Venta 22
€uro
Compra 22.84
Venta 23.34

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad