Friday 20 de January de 2017

"La Ciudad de los Palacios", ¿modelo de preservación?

     17 Aug 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Hace unos días un reconocido periodista publicó en su columna semanal del Universal un artículo (Hoy 10 años) en el que hace una exaltación a los esfuerzos de las administraciones del Gobierno del Distrito Federal encabezadas por Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard en la zona comúnmente llamada "Centro Histórico", una apología, inusual en su corrosivo estilo de enjuiciar las cosas, omisa de los errores y agravios que se han cometido en aras de “mejorar” el conjunto, dice que en una década: “el lugar pasó de ser una zona abandonada, despoblada, olvidada y peligrosa, para convertirse hoy en un orgullo nacional”.

Continuaba -el Centro Histórico- no resurgió de sus cenizas sino de su basura (sic). Y en general se percibe mayor limpieza en el amplio sitio porque se retiró a los ambulantes que copaban el lugar al nivel de hacerlo una ampliación de “La Lagunilla” (el mercado sobre ruedas tradicional/dominical).

En efecto estaba invadido de puestos instalados en vía pública, de banqueta a media calle de cada lado… principalmente eran expendios de productos pirata, de golosinas y/o alimentos, en un oleaje de basura de comerciantes y marchantes.

Vistas desde arriba, las calles atragantadas por una sucesión de toldos de plástico y mantas que angustiaban literalmente la circulación al grado de volverlas intransitables y claro está, con el añadido de eclipsar el ingreso a los comercios instalados que naturalmente estaban hundidos por la competencia desleal y por la obstrucción a sus establecimientos; tampoco es cierto que la década pasada haya sido un parteaguas en la consolidación del conjunto "protegido" por la UNESCO desde 1987.

Si bien se despejaron las calles ocupadas por aquellos puestos permanentes, el Zócalo se ha vuelto un depósito del oportunismo demagógico que empaña las cualidades arquitectónicas que lo hacen ser cuando está al descubierto acaso, una de las plazas palaciegas más bellas de su género, por al menos tres razones:


1. La Plaza Mayor de América Latina sigue abarrotada, si no hay en ella una pista sobre hielo, o se le coloca un templete metálico enorme frente a la Catedral con bocinas y pantallas gigantes en las cuatro esquinas para ampliar los espectáculos de artistas gratuitos para el público, o ponen una feria de artículos de sexo o una de libro, etcétera, total, tenderetes y artificios que ocultan su belleza.

2. Con frecuencia el acceso en automóviles hasta los estacionamientos de la zona se ve obstruido por disposición del GDF que instrumenta maratones y/o lo vuelven ciclopistas.

3. El cuadrángulo de majestuosos palacios, los portales y la Catedral apenas se distinguen entre la “decoración” oficial que de escarchas amarillas tejidas con foquitos y enormes piñatas cuelgan en las navidades o durante el mes patrio con similares escarchas, pero con tonos tricolores tapan los señoriales edificios revestidos de tezontle con motivaciones de los héroes de la independencia.

Urge que Guillermo Tovar de Teresa dé una edición ampliada de su magnífica obra “La Ciudad de los Palacios. Crónica de un patrimonio perdido” (1989), porque indiscutiblemente el Centro Histórico ha experimentado mermas y alteraciones en su fisonomía que son de lamentar y que incluyen la pérdida de por lo menos 14 fachadas de fincas menores (de la época virreinal) por la administración de Marcelo Ebrard, con el silencio inexplicable del INAH y de la UNESCO.

Como en Zacatecas ocurre ahora de modo visible, la Ciudad de los Palacios no ha conseguido la “restauración, rescate y revitalización” del espacio urbano antiguo más importante del país, en ella se ha triunfado el elemento kitsch que la caracteriza desde los años 40 en que comenzó a romperse su unidad arquitectónica de tres siglos de estilos unificados en cantera ocre y tezontle.

*Fjacuqa@hotmail.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.96
Venta 22.46
€uro
Compra 23.37
Venta 23.87

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad