Wednesday 18 de January de 2017

La danza da sentido a su vida

César Lara Bañuelos

     10 Jul 2011 03:20:00

A- A A+

Compartir:
  • César es el director de la Compañía de Danza Folclórica de Zacatecas. César es el director de la Compañía de Danza Folclórica de Zacatecas.
  • . .
  • . .
  • El equipo se prepara para el Festival Internacional de las Culturas El equipo se prepara para el Festival Internacional de las Culturas "Pirineos Sur" en España.
Imagen de


Con una tortilla en la mano y el guacamole de lado, César Lara Bañuelos comenzó a relatar su historia.
Tranquilo y convencido de que compartir su amor a la danza motivará a otros jóvenes, platicó que es oriundo del municipio de Juchipila.
El director de la Compañía de Danza Folclórica de Zacatecas descubrió su talento artístico a los 19 años, cuando estudiaba la carrera de Ingeniería en la UAZ.
El bailarín es el más pequeño de nueve hermanos.
César aprendió a valerse por sí mismo desde chico, ya que su padre viajaba constantemente a Estados Unidos y sus hermanos apenas aportaban lo indispensable “y siempre quería más”.
Su visión de la vida cambió cuando el maestro de danza dejó “el rancho”, como le dice a su lugar de origen, y llegó a la capital zacatecana.
Como parte de su nueva vida comenzó a trabajar de “cerillito” en supermercados.
Después, al entrar a la preparatoria, un ingeniero electricista lo invitó a trabajar con él por las tardes para instalar la red de electricidad en casas, situación que lo hizo interesarse en la materia.
 “Me gusta mucho mi carrera de ingeniería  y nunca he descartado dedicarme a eso”, aseguró el bailarín.
A la fecha imparte clases relacionadas con la materia en el Colegio de Bachilleres de Zacatecas (Cobaez).
Con una mirada melancólica, César platicó que en su época de estudiante soñó con ser piloto aviador.
Incluso intentó ingresar a la Escuela Militar de Aviación, pero los resultados no fueron favorables.
“Creo que de ese anhelo llegó mi disciplina, soy una persona que hace las cosas bien o no las hace”, expresó.

El comienzo
César cuenta que su inquietud por el baile surgió desde que era muy pequeño y ni él mismo lo sabía.
“Mi madre hablaba todo el tiempo de las danzas, como la de los Matlachines de Veracruz, y decía que si a ella le permitieran bailar en su calidad de mujer, lo haría con todas las ganas”, recordó el maestro.
De alguna forma, consideró, ese hecho lo hizo que años más tarde se interesara por el baile.
Durante un tiempo, el bailarín estudió en el Tecnológico Regional de Zacatecas, donde uno de los requisitos para aprobar era cursar una materia que llaman “paraescolar”.
César tuvo que decidir entre la rondalla y el grupo de danza.
Tal vez por los deseos reprimidos de su madre, comenta, se sintió especialmente atraído por la segunda opción. Sin embargo no continuó con las clases porque decidió cambiarse a la UAZ.
Aunque en la máxima casa de estudios no era obligatorio tener una materia artística extra, el joven siguió su corazonada y buscó la forma de entrar al grupo de danza y lo logró.
“Descubrí que el baile me permitía expresar mis sentimientos de una forma más fácil, así que decidí quedarme toda la carrera en el taller de danza”, explicó el maestro entre sorbo y sorbo de cerveza.
Al salir de la universidad formó parte de algunos grupos de danza y no tardó mucho en formar el suyo, la Compañía de Danza Folclórica de Zacatecas.

Por una historia de amor
La compañía nació por una historia de amor.
En su búsqueda por aprender más sobre danza, el  director zacatecano conoció a una de las mejores maestras de folclor en el estado, Evangelina Murillo, en un taller experimental de la UAZ.
“Me enamoré de mi maestra”, confesó César con una clara sonrisa en su rostro.
Relató que el romance fue muy rápido, ambos se gustaron desde el principio, así que no pasó mucho tiempo para que se hicieran novios.
Los integrantes de la clase comenzaron a faltar mucho y algunas veces se cancelaron los ensayos.
César y Evangelina se casaron. Tuvieron a su primera hija, Luisa, y decidieron formar su propio grupo de danza, uno que destacara la verdadera esencia del arte y el folclore.
Se hicieron llamar El Grupo de Danza Folclórica Zacatecas y se conformó por cuatro parejas de maestros de baile en 1993.
Los miembros eran de Fresnillo, Río Grande, Jalpa y Chalchihuites.
Desde el primer año de su conformación, resaltó César orgulloso, el equipo se presentó “directo y sin escalas” en el Festival Cultural de Zacatecas.

La necesidad de cambio
Conforme pasó el tiempo, fue más difícil que los integrantes del grupo se coordinaran para asistir a los ensayos, platicó César.
La lejanía de los hogares de cada integrante dificultaba las cosas.
El bailarín zacatecano aprovechó su condición de maestro en el Cobaez  para invitar a los alumnos a participar y con el tiempo se unieron jóvenes de diferentes escuelas.
Al tratarse de un nuevo equipo, el grupo  cambió de nombre a Compañía de Danza Folclórica de Zacatecas.
Actualmente está integrada por 30 bailarines profesionales.
El próximo 17 de julio viajarán a Europa para participar en el 20 Festival Internacional de las Culturas “Pirineos Sur” en España.
Ese evento es el más antiguo del mundo en su tipo, resaltó Lara Bañuelos, y este año será el tercero en que participe su compañía.

Lo más importante
Como director y fundador de la compañía, César se dijo muy orgulloso de los logros y reconocimientos que han obtenido sus muchachos.
Aseguró que la base del éxito es la disciplina  y “hacer las cosas bien”.
El ingeniero de profesión, bailarín de corazón y militar de cajón consideró que tal vez sus deseos juveniles de ingresar a la Escuela Militar de Aviación fueron los que lo volvieron tan disciplinado, responsable y ser humano.
Con su maestría en Educación y su casi concluido doctorado en Gestión Educativa, César comentó que ha recibido muchos reconocimientos.
El oriundo de Juchipila resaltó por ejemplo su colaboración con el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes como especialista en danza.
A pesar de sus satisfacciones como maestro y bailarín, César dijo que no eran nada comparados con sus mayores logros: sus hijos.
“Luisa y Sebastián son lo mejor que he hecho, mi hija es muy tenaz, a su corta edad (14 años) ya da clases de danza; y mi hijo es un gimnasta que ha recibido muchos premios, lo mejor es que  ambos aman lo que hacen”, declaró el director de la Compañía de Danza Folclórica de Zacatecas.
 




Lo más leído
Dejo gubernatura y busco candidatura al 100: Moreno Valle
Reportan balacera en un colegio de Monterrey
Confirman elenco para la Feria de Carnaval Río Grande 2017
Comisión de Salud exige informe sobre quimioterapias falsas
Pesa nueva acusación contra Rodrigo Medina por incremento patrimonial
Descartan que ataque a Fiscalía de Cancún fuera por rescate de detenidos
Académicos de la UNAM ganan premio en nutrición
Anuncia INAI ahorro por 45 mdp; reduce pago de telefonía celular
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.73
Venta 22.23
€uro
Compra 23.14
Venta 23.64

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad