Thursday 19 de January de 2017

La derrota del positivista sincero

Los días del Bi-100

     30 Aug 2011 03:20:00

A- A A+

Compartir:
Roque Estrada Reynoso
Roque Estrada Reynoso

La editorial Cultura circuló la novela “Liberación” en 1933. La obra era de Roque Estrada Reynoso.
Fueron tirados 3 mil ejemplares numerados.
La ilustración de la portada la creó Ernesto García Cabral. En ella representa a un hombre maduro. La figura quizá representa al personaje central de la novela: Manuel de Haro. Éste es un ficticio propietario de Juchipila, Zacatecas.
El personaje interviene en la guerra civil que cundió tras el asesinato de Francisco I. Madero; y obtuvo por méritos de guerra el grado de general.
En lo que toca a la trama, existe tráfico testimonial con la novela “Los de abajo”, de Mariano Azuela.
En ambas obras hay un oficial herido que fue trasladado por el cañón de Juchipila.
Aunque “Liberación” no es una autobiografía, en el texto hay anécdotas en las que intervino Estrada.
Otros episodios son sentencias muy de su estilo de positivista sincero. Un ejemplo: “Para quien observa no es monótona la vida y para quien estudia es el mejor libro”.
La novela es una versión de la historia contemporánea que vive Estrada. En ella reflexiona sobre los hechos políticos de 1913-1920. Pero en ellos no toca la estancia que tuvo el autor en Guadalajara, en 1911.
¿Qué no relata el autor en “Liberación”? Sus años en Jalisco.
En agosto de 1911, Estrada está en Guadalajara. Es uno de los dirigentes maderistas que deben, en paralelo a las autoridades estatales, conducir la pacificación política y procurar el triunfo electoral de los antirreleccionistas en las próximas elecciones.
Pero todas las facciones políticas jaliscienses vinculadas al ejercicio del poder se oponen a sus facultades. A Estrada sólo lo apoyan los maderistas de clase media y liberales.
La secuencia más álgida que vive es en la penúltima semana de agosto de 1911.
Fue cuando Rodolfo Reyes, el hijo del general Bernardo Reyes, fue postulado como gobernador y lo opusieron a Estrada (que era calificado de anarquista). En su apoyo el Club Sufragio Libre se manifestaría en el barrio de san Juan de Dios; el acto fue programado para el 22 de agosto. Pero la jefatura política de Guadalajara lo impidió.
Aparado en su poder federal, Estrada exigió el permiso. La respuesta fue su detención por 26 horas, “por graves faltas de respeto”. Con el acto se exhibió  el límite de su poder.
El 23 de agosto fue liberado. Por cierto, su salida de la cárcel coincide con la publicación de un poema de Ramón López Velarde (otro expulsado del campo político, pero éste en San Luis), en el periódico católico El Regional...

*Historiador y profesor universitario




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.90
Venta 22.4
€uro
Compra 23.29
Venta 23.79

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad