Friday 20 de January de 2017

La deserción en el bachillerato

     6 May 2013 04:00:00

A- A A+

Compartir:

La deserción escolar es el mayor problema en Educación Media Superior y uno de los grandes retos en el Sistema Educativo Nacional. En el ciclo escolar 2010-2011 la eficiencia terminal nacional fue de 61.8% y en Zacatecas se alcanzó el 62.2 %.
Para conocer las razones, actitudes y carencias de los jóvenes desertores, así como de los que concluyeron sus estudios aún en circunstancias similares pero no idénticas y para conocer la opinión de padres de familia, se aplicó la Encuesta Nacional de Deserción en la Educación Media Superior (ENDEMS).
La ENDEMS identifica en los jóvenes que desertaron con las siguientes características: Un menor nivel socioeconómico y la percepción de que trabajar es más importante que estudiar a pesar de la conciencia respecto a la utilidad de estudiar. También existe una mayor proporción de embarazos y matrimonios entre los desertores, principalmente en mujeres, así como un menor gusto por el estudio y un menor desempeño académico expresado en problemas para comprender a los maestros, mayor reprobación y logro de menor promedio. De igual modo, el nivel de escolaridad de los padres, el apego e involucramiento con sus hijos, así como la presencia de un ambiente de confianza en la propia familia, pero también en la escuela (entre los directores y docentes y el alumno) están asociados a la capacidad de retención escolar.
Para lograr retener a un mayor número de jóvenes, el reporte de la ENDEMS propone implementar las siguientes acciones: Mejorar la atención al estudiante en riesgo de desertar, proporcionar a los jóvenes información clara y oportuna de las implicaciones del embarazo, de la unión libre o del matrimonio, así como de la pertinencia de la educación y la mayor probabilidad de alcanzar un mejor salario y un mejor desempeño profesional y laboral si se concluye la EMS. De igual modo, es importante reforzar el apoyo académico para los jóvenes que han tenido un pobre desempeño en la Educación Básica o que muestran dificultades para entender a los profesores.
Asimismo, deben revisarse continuamente los métodos de enseñanza para mejorar la práctica pedagógica, actualizar a los docentes, favorecer un ambiente de confianza entre directivos y docentes, por un lado, y el alumnado por el otro, así como implementar estrategias que busquen disminuir la reprobación y aumentar la asistencia a clases y el aprovechamiento académico de los jóvenes. Es importante fortalecer el programa de becas, ya que sirven de apoyo a los estudiantes con menores recursos. Junto con esta medida se deben promover oportunidades educativas flexibles que atiendan a las necesidades del contexto en el que viven los jóvenes y que favorezcan su reinserción. Igualmente, se debe considerar favorecer desde la escuela, la participación de los padres de familia en el proceso educativo de sus hijos.
Mejorar la calidad de la educación también significa fortalecer e implementar las estrategias necesarias para retener a un mayor número de jóvenes de Educación Media Superior.

Representante de la SEP
analistaeducativo@gmail.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.98
Venta 22.48
€uro
Compra 23.37
Venta 23.87

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad