Wednesday 18 de January de 2017

La educación en Fresnillo en 1983

De mis apuntes

     1 Dec 2012 03:20:00

A- A A+

Compartir:

Misioneros daban las clases
Desde sus orígenes, luego de la construcción de las primeras ermitas y capillas, tanto en la Nueva España como en el Reino de Nueva Galicia, la educación pública supongo que fue de vital importancia. La impartían los misioneros que arribaron junto con los expedicionarios al territorio recién conquistado.
Las primeras aulas fueron anexos a las casas parroquiales, conventos o monasterios. Se enseñaba a los niños lo más elemental, principalmente en materia religiosa y luego diversas materias selectamente diseñadas sin ir más a fondo.
Para empezar esta brevísima aportación, abundaremos aunque sea en pocas palabras en la educación de las niñas, encontramos que la instrucción religiosa era fundamental.
Para la mayoría de las jóvenes y niñas no había más escuela que la catequesis dominical en parroquias y conventos, además una especie de aprendizaje empírico en el hogar, junto a su madre y mujeres mayores de la casa. Se les enseñaba a coser, bordar y tejer y, a comportarse como correspondía a su posición.
En las ciudades era más fácil acudir a alguna escuela que por cierto cobraba cuotas variables, según las posibilidades económicas de las familias. Se impartía clases de doctrina cristiana, frecuentemente la lectura y raramente escritura y cuentas.
Se contaba además como parte esencial de la aritmética la enseñanza de las llamadas cinco reglas: sumar, restar, multiplicar, partir por entero y medio partir. Incluía los quebrados, como división indicada, no concluida.
En las escuelas femeniles rara vez llegaban a grados tan avanzados de la instrucción. La suma y resta ya era suficiente habilidad para las pequeñas.
Para tratar de saber cuales eran los programas educativos que predominaban en esos lejanos tiempos, no precisamente en los inicios de esta comunidad, sino un poco más adelante, consultamos un Reglamento de Instrucción Pública del Estado de Zacatecas del año de 1883. La instrucción pública comprendía la primaria, preparatoria, superior ó profesional.
La edad para acudir a los centros de enseñanza va desde los 6 hasta los 14 años, para niños; de 6 a 12, para niñas. Después de esa edad se enviaba a los pequeños a las escuelas para adultos.
La instrucción primaria para adultos consistía en: lectura, escritura, aritmética, conocimiento gramatical de lexigrafía y ortografía, nociones de derecho constitucional y deberes sociales, geometría elemental, dibujo lineal y de ornato aplicado a las artes y a la industria.
El reglamento subraya: habrá sanciones para los padres ó tutores que no enviaran a sus hijos a la escuela.
Las ausencias se justificaban siempre y cuando las firmaran sus padres ó tutores, ó en su caso las autoridades municipales. Los exámenes eran públicos con la asistencia de representantes de las autoridades, plantel, sinodales, padres de familia y mentores.
La enseñanza primaria para niños constaba en resumen de las siguientes materias: Lectura, Escritura, Gramática Castellana, Aritmética Elemental, Sistema Métrico, Elementos de Geometría, Geografía, Cosmografía, Historia particular de México, Nociones de Derecho Constitucional, Moral, Urbanidad, Dibujo, Música Vocal y Gimnasia.
Las mismas materias se impartían a las niñas, pero se les agregaba: costura a mano, en máquina, bordados, tejidos y corte de ropa.
Como se puede ver no aparece para nada la secundaria. Para nosotros la enseñanza a nivel de primaria se presentaba más completa que en tiempos modernos, porque también incluía la secundaria. Lo cual nos indica que los alumnos egresaban mejor preparados que ahora.
Para la Instrucción preparatoria las materias eran: Francés, Inglés, Latín, Raíces Griegas, Lógica Inductiva y Deductiva, Aritmética, Algebra, Geometría, Trigonometría, Geografía Descriptiva, Cosmografía, Física Experimental, Química General, Zoología, Botánica, Historia, Dibujo y Música Vocal.
La instrucción superior, por su parte comprendía: Profesorado de Enseñanza Primaria, Abogacía, Notariado, Farmacia e Ingeniería.
Que les parece ¿Acaso en aquellos lejanos tiempos nuestros gobiernos no se preocupaban más para educar al niño que en el presente?
Desde mediados del siglo XX y en lo que va del XXI, éste último Inundado virtualmente de un esquizofrénico desarrollo tecnológico, fía educación de calidad empezó a caer en un tobogán sin fondo, caída y tropiezos auspiciados por dizque nuestras legítimas autoridades y sindicatos.
Claro...al sistema de gobierno imperante no le conviene en lo absoluto educar al pueblo. De hacerlo ¿a quién podrá engañar o manipular?
Las comparaciones no son recomendables, pero son obligadas en este caso. Tan sólo atrévase a ver y escuchar a nuestros jóvenes, luego a políticos y gobernantes, para que vea y analice su comportamiento y de que manera se expresan.
Es como si nunca hubieran asistido a cualquier escuela, aunque fuera la del barrio y en caso de haber estado no aprendieron nada bueno porque les impartieron pura… Perdón, me exalté.
*Historiador, miembro del Centro de Investigaciones Históricas de Fresnillo, A.C.




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.51
Venta 22.01
€uro
Compra 23.01
Venta 23.51

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad