Thursday 19 de January de 2017

La frustración de la Reforma Política

     1 Nov 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

La lucha intestina del PRI,  frustró la posibilidad de acabar una reforma constitucional que pusiera las bases para una transición política integral. La mezquindad se suscito entre los Senadores de Manlio Fabio Beltrones y los diputados de Peña Nieto. Para mi gusto la reforma más completa y evolutiva era la del Senado que se aprobó en el mes de abril, que incluía la reelección de diputados, candidaturas independientes, iniciativas ciudadanas, la consulta ciudadana, la sustitución del Presidente de México en caso de ausencia absoluta, la toma de protesta del ejecutivo federal, la reconducción presupuestal y las observaciones que haga el ejecutivo en el presupuesto federal. Sin embargo la colegisladora liderada por el grupo del Estado de México, dio muestras de impedir a como diera lugar la reforma política de la Constitución General. .
No encuentro la efectividad de estas reformas que se aprobaron de manera precipitada, si el decreto va a tener una vacatio legis de prácticamente tres años. Lo aprobado no satisface los requerimientos democráticos para equilibrar y darle fuerza a las últimas reformas  constitucionales en materia de derechos humanos que se dieron en el mes de junio. El artículo 89 constitucional va a decir que sea el Secretario de Gobernación quien sustituya al ejecutivo en ausencia absoluta, se le faculta a las entidades federativas para que autoricen las candidaturas independientes. Sin embargo les eliminan la facultad a los congresos, para que la Constitución de los Estados defina las bases para la elección de los ayuntamientos. Es decir los Estados valoraran la factibilidad de la reelección de los ayuntamientos. Tampoco se aceptó que el Presidente le pueda hacer modificaciones al presupuesto de egresos.
Quedó en el limbo la cuestión del referéndum y, la revocación de mandato; no obstante que la iniciativa popular quedó con un candado legal absurdo de reunir un 0.13% de la lista nominal de electores como requisito para poder hacer uso de este instrumento jurídico político; la consulta popular no vinculante, es decir no obligatoria quedó con la reserva de reunir 1% de ciudadanos y para hacerla vinculante se va a requerir un 25%, totalmente irracional porque se requerirá aproximadamente 20 millones de electores para que el pueblo pueda opinar sobre las mejoras que se le puedan hacer al Estado. Ahora bien, lo más dramático de la reforma consiste en que introdujeron un transitorio las comisiones unidas para que la reelección legislativa se haga a través de “una consulta popular”, lo que significa hacer una especie de jornada electoral.
Esta reforma es una regresión al presidencialismo y al control totalitario de la vida política de México, no se toma en cuenta la autodeterminación de los pueblos indígenas, se ve una clara violación al artículo 2º constitucional, donde es imposible cumplir por parte de estas comunidades con los requisitos que establecen la Iniciativa y la consulta popular. Las nuevas reglas representan un atentado a la democracia deliberativa, no habrá por el momento una Reforma Política de Estado  acabada, la apología de la transición democrática sigue viva, por lo pronto esta reforma se vio secuestrada por el maridaje de diputados del PRD  y del PRI encabezados por Peña Nieto.  

*Maestro en Derecho Constitucional
 




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 22.00
Venta 22.5
€uro
Compra 23.29
Venta 23.79

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad