Tuesday 24 de January de 2017

La gigante de la caminata

Ilse Guerrero Rodarte

     2 Oct 2011 03:20:00

A- A A+

Compartir:
  • Ilse Guerrero es orgullosa mamá de Fernanda Michelle. Ilse Guerrero es orgullosa mamá de Fernanda Michelle.
  • Ilse está de regreso para demostrar que puede dar muchos triunfos más a Zacatecas. Ilse está de regreso para demostrar que puede dar muchos triunfos más a Zacatecas.
Imagen de


Después de año y medio fuera de toda actividad en las pistas, la atleta zacatecana Ilse Guerrero Rodarte , La pequeña gigante de la caminata, está de vuelta en los entrenamientos y en las competencias, ahora convertida en la flamante mamá de Fernanda, “mi mejor tesoro que he ganado ahora ya convertida en mujer y ama de casa”.
Ilse Guerrero Rodarte, de 18 años de edad, dio sus primeros pasos en el atletismo a los 5 años. Su mamá, Ofelia Rodarte Hernández, realizaba sus prácticas en la pista del parque recreativo La Encantada, en el estadio Francisco Villa, en el cerro y en muchos espacios que aún recuerda la señora.
La pequeña gigante de la caminata siempre iba a un lado de ella, en los entrenamientos o en las competencias, así fue como poco a poco se fue adentrando en las competencias de corta distancia, pero principalmente en la caminata.

Primera Olimpiada nacional
Su primera participación en una Olimpiada nacional fue en 2003, cuando Ilse tenía 8 años, en la prueba de los 2 mil metros marcha categoría Infantil Menor. Pero su participación se complicó ya que no daba la edad de los 9 o 10 años.
Sin embargo, en ese entonces el director del Instituto del Deporte en el Estado de Zacatecas (Indez), ahora Incufidez, Javier García Saucedo, habló ante la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte para que diera su autorización de que la niña pudiera participar, ya que la sede nacional fue precisamente en Zacatecas.
La Conade dio su consentimiento e Ilse enfrentó a fuertes competidoras nacionales que le superaban con uno o dos años de edad, claro, en la misma categoría, y la zacatecana dio la sorpresa al cruzar la meta en tercer lugar, ganó la medalla de bronce y ahí fue cuando se le denominó como La pequeña gigante de la caminata zacatecana.
El siguiente año Ilse Guerrero acudió ahora a la Olimpiada nacional con sede en Tepic, Nayarit, en donde nuevamente vuelve a colgarse el metal de bronce.
Ya más madura y fogueada en competencias de distancia y de caminata, Guerrero Duarte califica a la fiesta nacional infantil y juvenil de Mérida, Yucatán, en el 2005, donde obtuvo la presea de plata en los mismos 2 mil metros marcha, categoría Infantil Menor.
En el 2006, la Ciudad de México fue la sede de la Olimpiada nacional, ahí, Ilse sube de categoría, a la Infantil Mayor, y logra cruzar la meta en segundo lugar, ganando, una vez más, la medalla de plata.
Ilse Guerrero Rodarte ya se codeaba con las mejores marchistas nacionales de su categoría, y en el 2007 representó a Zacatecas en la justa nacional con sede en Puebla, Puebla, en donde ahora sí, después de tanto buscar el metal dorado, lo ganó en la prueba de los 5 mil metros de marcha, categoría Juvenil Menor.
Ya clasificada como la mejor marchista mexicana en su categoría, y el siguiente año acudió  a Ciudad Victoria, Tamaulipas, y ahí vuelve a colgarse el oro en los mismos, 5 mil metros de caminata Juvenil Menor.

2009, año decisivo
El 2009 fue un año decisivo en la carrera deportiva de Ilse Guerrero, pues aparte de representar a la entidad zacatecana en la prueba de los 5 mil metros de marcha, tenía la obligación de dar el tiempo exigido por la Conade y la Federación Mexicana de Atletismo (FMA) para poder representar a México en el Campeonato Mundial Juvenil de Atletismo, en Italia.
En la Olimpiada nacional, desarrollada en esa ocasión en Hermosillo, Sonora, La pequeña gigante, ya convertida en toda una jovencita de 16 años, realizó una carrera inteligente; de acuerdo a lo planeado por su entrenador, en ese entonces Jorge Márquez.
Ilse no fue en pos del primer lugar, ocupó el tercero, lo que ella quería y logró, fue la marca para asistir al mundial juvenil, dando el tiempo oficial que pedía la Conade y la FMA.
En noviembre de ese mismo año Ilse cumple su sueño, viaja al mundial juvenil junto con su primo, Luis Gerardo Rodarte Acosta, quien participó en los 800 y mil 500 metros planos, con una destacada actuación.
En el mundial juvenil Ilse Guerrero ocupó un honroso sexto lugar en los 5 mil metros de caminata, prueba en la que participaron sus similares de Rusia, Estados Unidos, España, Brasil, Rumania, Francia, entre otros países, atletas que le ganaron por la diferencia de estatura, la zacatecana fue la más pequeña y aún así logró la sexta posición.

La atleta se convierte en feliz mamá
Regresó a México y el resto del 2009 lo dedicó a cuidar su embarazo,  con mucha ilusión ella y su ahora esposo, Gerardo Raúl Mauricio, esperaron a su primera bebé, Fernanda Michelle.
“Fue un año y medio en el que me olvidé de mi  carrera deportiva y de la escuela, todo ese tiempo lo dediqué a cuidar mi embarazo y el nacimiento de mi hija Fernanda”, dice la destacada atleta.
En el mes de marzo del presente año fue cuando Ilse retomó sus prácticas y calificó para acudir a la Olimpiada regional con sede en la capital de Durango, ahí obtuvo el pase a la fiesta nacional en la prueba de los 10 mil metros de marcha.
La zacatecana cruzó la meta en tercer lugar, pero como dio el tiempo requerido pasó directo a la Olimpiada nacional con sede en Mérida, Yucatán, pero no pudo acudir a la justa.
“Sucede que el día de la salida a Zacatecas-México-Mérida, el avión salía a las 5:20 de la mañana, yo tenía que estar a las 3, en el aeropuerto de aquí, mi mamá no contaba con el medio económico para pagar taxi hasta Calera, y no tuve más remedio que resignarme a quedarme en casa con el sueño de estar por segunda ocasión en Mérida donde gané mi primera medalla de plata”, narra.
“A partir del mes de julio pasado retomé mis entrenamientos ya en forma continua, ahora me prepararé para competencias de la distancia y la caminata, tanto aquí en Zacatecas como a nivel nacional, quiero demostrar a toda la gente que cree en mí, y que ahora ya más madura, sé que puedo seguir dándole triunfos a mi tierra”, afirma Ilse.
Su regreso al atletismo se lo agradece a sus tíos Marcelino, Francisco y Manuel, a sus papás, a su esposo, y en lo deportivo a su padrino Javier Núñez Orozco, entrenador de volibol.
“Todos me han dado su voto de confianza, muchos consejos, me dicen que todavía puedo dar mucho en el atletismo, es por ello que me prepararé con mucho entusiasmo y entrega”, dice convencida.
“Otro motivo de mi regreso es mi hija Fernanda Michelle, mi mayor medalla de oro que he ganado; ya conocí los triunfos y los sinsabores, ahora estoy aprendiendo a ser mamá, a atender a mi esposo y prepararme con más dedicación.
Ilse cuenta con el apoyo de su familia y eso la motiva, pues les ha prometido dar su méximo esfuerzo en todas y cada una de las competencias en que participe, porque quiere llegar a la Olimpiada nacional del 2012, en la categoría Mayor, en carrera de distancia o en caminata.
Asimismo, reveló que le gustaría mucho que su hija siguiera sus pasos, “pues somos una familia que la mayoría ha practicado el atletismo, y si a Fernanda llega a gustarle pues la apoyaría en todo, le transmitiría los muchos consejos que me han dado mis padres y por qué no, que llegara a superar lo que nosotros hemos hecho en lo deportivo y en los estudios”.
“Por todas estas hermosas experiencias que he vivido y disfrutado, aconsejo a las atletas de mi edad, que sean responsables de sus actos. A mí mucha gente me rechazó y criticó por mi embarazo, pero eso no me importó”, expresa.
“Desde el momento que a mis padres les informé de mi embarazo, me dieron su respaldo, apoyo y me han motivado para que siga adelante, y aquí estoy de nueva cuenta, echándole ganas para demostrarle a quienes siguen confiando en mí que todavía hay en mí una atleta para rato y seguir dándole victorias a Zacatecas”.
Recuerda que ha habido muchas atletas de alto rendimiento que han sido madres y no por ello han sido criticadas como lo fue ella.
“Ojalá y me hubieran señalado cúal es el error que cometí, creo que no es un delito conocer el amor y llegar a ser madre”, dice.
“Creo que no cometí un crimen para que me acusaran como lo hicieron, simplemente me convertí en mujer como muchas mujeres lo hacen", comenta, "ahora atiendo con mucho orgullo a mi esposo, mi hija mi hogar y retomé mi carrera deportiva”.
También retomó sus estudios de preparatoria, actualmente cursa el quinto semestre y espera que una vez que concluya esta etapa, iniciar una carrera profesional, pues le interesa continuar preparándose.
“Recalco, por eso estoy de regreso para demostrarle a quienes quisieron acabar con mi carrera deportiva, que aquí estoy de nuevo, a mis 18 años de edad, más madura y con muchos deseos de hacer bien las cosas”.




Lo más leído
Adolescente embarazada resulta herida en Cancún
México se levanta de la mesa si nos quieren hacer pagar el muro: SE
Reconocen incremento de homicidios en Guadalupe
Habrá matrimonios colectivos en Zacatecas
Cercano a Trump percibe ventajas para canadienses
Alumno de secundaria amaga en Facebook con tiroteo
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.29
Venta 21.79
€uro
Compra 22.87
Venta 23.37

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad