Friday 20 de January de 2017

La guerra ahuyenta capitales

Referencias

     5 Jan 2011 00:00:00

A- A A+

Compartir:

Absortos por la orgía de sangre en la que ahoga al país la guerra de Felipe Calderón contra el crimen organizado, muchos perdemos de vista otros indicadores negativos que gravitan sobre la maltrecha vida nacional.
A pesar de su insoslayable importancia, ahora no ahondaremos en el hecho de que 25.7 millones de mexicanos han sido acorralados en la economía, informal, ni en que 28.4 millones de personas están excluidas de la seguridad social, ni de que 2.5 millones de trabajadores están desempleados.
Tampoco ahondaremos en la circunstancia de que 50 millones están en situación de pobreza, y de ellas 19 sufren pobreza alimentaria, es decir, hambre, según la información de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo.
La información relevante que ahora abordaremos se refiere a la clase empresarial, mas no a esos emprendedores -por cierto, muy abundantes en Zacatecas- que nada se arriesgan a hacer si no tienen la protección del suave colchón con que frecuentemente los procuran los gobiernos.
También eludiremos hablar de los empresarios que, defraudadores fiscales típicos, son tan corruptos como los políticos, legisladores y funcionarios públicos a quienes continuamente señalan con índice acusatorio. Dejemos también de lado a los empresarios hábiles para ganar contratos merced a palancas y corruptelas, pero ineficientes hasta grado delictivo.
Hablemos de la élite empresarial, de aquellos que juegan en ligas mayores, tipo Carlos Slim, Lorenzo Zambrano, Ricardo Salinas Pliego, Héctor Rangel, Lorenzo Servitje, Olegario Vázquez Raña, Roberto Hernández y Alfredo Harp Helú, María Asunción Aramburuzavala, Gastón Azcárraga, Eugenio Garza, Carlos Hank Rohn, Juan Diego Gutiérrez Cortina, Claudio X. González y Manuel Medina Mora.
Resulta que las empresas de estos afamados mexicanos, hijos predilectos de regímenes federales priístas durante décadas, ahora cobijados por el nuevo pripanismo, tan sólo el año pasado sacaron de la nación 42 mil millones de dólares para invertirlos en países sudamericanos.
Las mayores firmas que han emigrado capitales son: Telmex, Grupo Carso. Cemex, Grupo Bimbo, Femsa, Grupo Minero México, Vitro, ICA, Protexa y Pinfra (antes Tribasa).
A México ya no sólo lo empobrecen los capitales golondrinos que vienen a explotar la mano de obra barata y se van, sino los capitales migrantes, que producidos y alimentados generosamente aquí por gobiernos gerenciales como los de Vicente Fox y Felipe Calderón, se van, quizás con legitimidad, pero con nulo compromiso social, en busca de mejores mercados.
La lógica neoliberal y de supervivencia desde allá los llama. Por qué no, si a México cada día lo empobrecen más. En otros países sudamericanos hallarán mayor seguridad para sus empresas, instalaciones, capitales, y la vida misma.
Este es, ni más ni menos, el México que han dejado 70 años de priísmo, 10 de panismo y una locura belicista sin ton ni son, ni fin.
*Periodista
ricgomm@hotmail.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.90
Venta 22.4
€uro
Compra 23.37
Venta 23.87

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad