Friday 20 de January de 2017

La mediocridad como destino nacional

     1 Oct 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Desde hace muchos años, probablemente décadas, México adquirió  el virus de la mediocridad.
Nos hemos convertido en uno de los países con mayor potencial en el mundo, pero la mediocridad con la que hacemos las cosas nos coloca, en todo, en un lugar mediocre.
Por ejemplo, andamos más o menos a media tabla, en la medianía pues, en materia de competitividad, según las mediciones del Foro Económico Mundial y del Instituto Mexicano de la Competitividad.
Andamos a media tabla en las mediciones de la facilidad para hacer negocios, según los datos del Banco Mundial.
En los últimos 30 años tenemos un crecimiento económico mediocre, de poco más de 2% en el mejor de los casos y de poco menos de esa cifra en el peor. Y eso no puede ignorarse pese a que en los últimos tres años el crecimiento casi alcanza lo notable.
Nuestra infraestructura urbana es apenas mediocre y el mejor ejemplo es el recién inaugurado segundo piso en el Distrito Federal, donde las uniones entre las partes que hacen los puentes en realidad son vibradores.
Y pasa lo mismo en otras entidades: carreteras inauguradas con baches, plantas tratadores de agua que no funcionan o funcionan a medias; calles llenas de baches como en ninguna parte del mundo, banquetas destruidas o semidestruidas y agréguele un largo etcétera.
El inicio de todas esta mediocridad nacional parece estar en que la clase política ha adoptado la nefasta costumbre de realizar las reformas posibles y no las reformas deseables.
Así sucedió con la reforma al IMSS en 1995; ha pasado con las reformas fiscales; sucedió con la reforma política y poco antes, con la reforma energética.
Y ahora, está en manos de los diputados una reforma laboral que ya fue rasurada en la Comisión de Trabajo y Previsión Social, dominada por dinosaurios de las dirigencias sindicales.
Algo que debió ser una Reforma Laboral deseable se está quedando en una Reforma Laboral Posible; es decir, mediocre.
Ya le quitaron, por ejemplo, el voto libre y secreto para elegir a las dirigencias sindicales y cortaron también la obligación de que los sindicatos informen a los trabajadores sobre los manejos financieros de la organización.
Y puedo asegurar que cuando se discuta en lo particular en el pleno de la Cámara de Senadores, caeremos en una Reforma Laboral mediocre, posible y habremos rechazado una reforma laboral deseable.
México tiene enormes potencialidades para ser una nación con mejores condiciones de vida para todos, siempre y cuando esté dispuesto a hacer lo deseable y a no conformarse con lo posible.
Si apenas hacemos lo posible, la mediocridad seguirá siendo destino nacional.
Hasta el próximo lunes con nuevas… PERSPECTIVAS.

*Periodista
 




Lo más leído
EU no impondrá pena de muerte a El Chapo: SRE
María Auxilio Tenorio, nueva titular de la DSP de la capital 
Pagan quincena a trabajadores del PRI; les adeudan prestación
Reportan disparos al aire en la avenida Hidalgo en la madrugada 
Encuentran cadáver descuartizado de niño de dos años 
Se unen sindicatos del sector educativo contra el sistema político
#Video Se registra un aparatoso accidente en el entronque a Morelos 
Estancia Infantil, un sueño hecho realidad para Rubí Dávila 
Rescatan a 10 tras avalancha en Italia, dos de ellos niños 
Destituyen a Eduardo López de Recaudación de Jerez 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.56
Venta 22.06
€uro
Compra 23.05
Venta 23.55

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad