Thursday 19 de January de 2017

La seguridad local, sin avances

     5 Mar 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

TRÁGICO CUMPLEAÑOS
El pasado jueves 1 de marzo, a las 10:40 de la mañana fue asesinado desde un vehículo en marcha el comandante de la Policía Estatal Preventiva, Rosendo Pérez Pérez, a unos cuantos pasos de la Dirección de Seguridad Pública municipal.
Ese día cumplió 53 años de vida, fue capitán primero del Ejército Mexicano y después policía en la Ciudad de México; en Zacatecas vivía con su compañera y con dos hijos adolescentes que cursan la preparatoria en la UAZ.
Los homicidas, uno portador de una cachucha y otro vestido de traje, que fue el que disparó, pudieron huir por la ruta de la central camionera desde donde se dirigieron a Aguascalientes, según fuentes cercanas a la investigación. No se notó capacidad de reacción inmediata.
Esperamos que en los próximos días tengamos resultados concretos, fruto de investigaciones dignas de ese nombre en vez de las acostumbradas especulaciones explicativas que suelen soltar las autoridades a los 15 minutos de que se enteran de los acontecimientos.

COHESIÓN PERDIDA
Hace años, cuando a la policía que hoy conocemos como Ministerial se le llamaba policía judicial o “las comisiones”, el que le quitaba la vida a un policía le temía más a la venganza de los compañeros del asesinado que a la propia justicia. Eran tiempos en que generalmente se sabía quién había sido y por qué; su captura era cuestión de tiempo debido a que el “espíritu de cuerpo” de las instituciones policiacas era eficaz acicate de respuesta y auto- protección colectiva.
Hoy ya no sucede más, en todas las corporaciones policiacas hay miedo a hablar por temor a caer en desgracia. Saben que duermen con el enemigo, y al igual que los ciudadanos comunes y corrientes, temen denunciar a los que saben vinculados con el crimen organizado porque no tienen la certeza de que el que recibe las denuncias anda por las mismas.
Desde la primera acción de alto impacto que se registró de la delincuencia organizada aquel 28 de diciembre del dos mil siete, cuando masacraron a varios elementos en las inmediaciones de Jerez, el gobierno no ha tenido la capacidad de hacer la distinción conceptual entre la delincuencia tradicional y la que ahora es la pesadilla social más conmocionante.

VULNERABILIDADES A LA VISTA
Seguimos con publicitados exámenes de confianza, pero los cuerpos policiacos siguen nutriéndose de individuos que cometieron faltas o delitos en otras entidades o en el Distrito Federal, cualquiera sabe que mientras eso siga ocurriendo, la infiltración tiene las puertas abiertas.
La lista de policías desaparecidos es extensa, algunos han sido sustraídos de sus oficinas, algunos simplemente desparecieron. Otros son víctimas de salvajes investigaciones de algún sonado crimen cuando la ineptitud y arbitrariedad se combinan para producir sospechosos al mayoreo
A veces el temor es superior a la necesidad de trabajo y se presentan las renuncias en masa (Tepetongo).

SIN EMPLEO NO HAY SALIDA
El reto es enorme, lo que sucede en Zacatecas sucede en prácticamente toda la República, la precariedad policial no ha disminuido un milímetro a pesar de ser la razón formalmente invocada para asignarle tareas que no les corresponden al Ejército y a la Marina.
El caso de Nuevo León es ilustrativo, ahí ya se intentó todo, desde la presencia masiva del Ejército y la Marina hasta la contratación de empresas privadas de seguridad que alquilan mercenarios a quienes pueden pagar sus servicios; por dinero no ha parado y sin embargo la violencia no sólo persiste, sino que crece y el crimen organizado emplaza a negociar en términos imperativos.
Se ha incrementado el número de efectivos y ha mejorado el armamento y equipamiento, pero la tarea policial sigue sin dar el urgente salto de calidad que la situación demanda.
La explicación habrá que buscarla también en el enfoque con que desde los gobiernos se aborda la situación, un enfoque en donde lo importante son las apariencias y no la realidad, de miedo a que la información fluya y detone la presión ciudadana en demanda de resultados, enfoque que le sirve de maravilla a la operación delictiva, clandestina por naturaleza y por ende, beneficiaria de que no tengan publicidad sus actividades por mezquinas razones de imagen
Un replanteamiento de la seguridad local es impostergable, prolongar nuestra dependencia respecto a las fuerzas federales acarrea consecuencias adversas en lo inmediato y a largo plazo, mandar mensajes de tranquilidad cuando los jefes viven amurallados en la sede de la Secretaría de Seguridad Pública no funciona.
Un discurso de “logros” desmentidos por los hechos es autismo.
Ojalá la muerte del comandante Rosendo Pérez inicie el ciclo de homicidios aclarados
Nos encontramos el jueves en El recreo.

luismedinalizalde@gmail.com
twitter: @luismedinalizal




Lo más leído
Balean una casa en la colonia Alma Obrera durante la madrugada 
Analizan implementación del operativo mochila en Zacatecas 
Extraditan a El Chapo Guzmán a Nueva York 
Choque entre camión de arena y autobús en India deja 20 niños muertos 
Alcalde Pérez, libre; los afectados se recuperan, pero temen por su seguridad 
No desaparecerá el Cobaez, revisaremos contrato colectivo de trabajo
#Video Vuelve Gorillaz con canción contra Donald Trump 
Google se 'viste' de luto tras ataque en colegio de Monterrey
Aplica la Profeco sellos de suspensión en siete tortillerías 
Le quitan la vida a un hombre en la colonia Lomas de Plateros 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.96
Venta 22.46
€uro
Compra 23.41
Venta 23.91

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad