Tuesday 17 de January de 2017

La tragedia de Jésica

     10 Jul 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:
En esta casa vive la familia Guerrero Reyes.
En esta casa vive la familia Guerrero Reyes.

FRESNILLO.- Una muñeca, la favorita, espera encima de la cama a Jésica Jackeline Guerrero Reyes quien lucha por su vida en un hospital de Galveston, Texas.
La niña de 10 años fue trasladada a esa ciudad estadounidense gracias al apoyo de la asociación Michou y Mau, para que recibiera atención especializada por las quemaduras que sufrió en la explosión ocurrida el pasado 5 de julio.
La menor presenta quemaduras de primero y segundo grado en 50% del cuerpo, heridas cortantes en la cara, tórax, abdomen y piernas.
Su madre, Alma Lilia Reyes Sánchez, de 31 años, está hospitalizada en una clínica del IMSS en Torreón, Coahuila.
Presenta quemaduras en un 35% del cuerpo y heridas en la cabeza y brazos; ambas se reportan delicadas pero estables.

La casa y las tres hermanas
La casa de la familia Guerrero Reyes, hasta hace unos días estaba llena de vida por el constante jugueteo de tres niñas, ahora luce desolada.
Sólo la abuela paterna de Jésica, Karla y Liz, de 10, 7 y 5 años, está en la casa de fachada azul y de dos plantas.
La abuela, Otilia Carlos Sánchez, de 57 años, dijo que “Jésica es una niña muy bien educada, estudiosa, seria y quiere mucho a la gente y se preocupa mucho por la gente que sufre algún daño”.
Lamentó que en el accidente justamente hayan salido lesionadas su nuera y su nieta, “le pudo ocurrir a cualquier persona, pero Dios sabe porque hace las cosas”.

La tragedia las persigue
Hace cuatro años, relató Otilia, cuando Liz Denis tenía 1 año 5 meses sufrió quemaduras de primero y segundo grado.
La niña se cayó en una olla grande llena de caldo de pollo.
“La pequeña estaba muy grave y nos la trasladaron a Torreón, ahí pasamos muchas angustias pero bendito sea Dios también salió adelante”, dijo.

En busca de ayuda
Juan Carlos Guerrero Carlos, padre de Jésica, y sus suegros, Jesús Reyes y María de Jesús Sánchez, se trasladaron a la ciudad de Zacatecas, a  buscar apoyo del Gobierno del Estado para  viajar a Texas a cuidar a la niña.
Jésica Jackeline lleva en su sangre la buena vibra, la caridad y el amor al prójimo su abuela María de Jesús Sánchez, siempre está lista para ayudar a los desamparados aunque para lograrlo deba pedir caridad en la calle.
Y lo hace. Todos los días se instala en el centro de la ciudad, en las inmediaciones de la tienda Visión y pide el apoyo de la gente.
El dinero que junta lo emplea para llevar comida a los internos del Cerereso.
Ahora, esa actividad quedó atrás, porque María de Jesús ora y pide por su nieta y su hija. La búsqueda de ayuda no fue inútil, Gobierno del Estado apoyará a la familia.
 




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.59
Venta 22.09
€uro
Compra 23.00
Venta 23.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad