Thursday 23 de March de 2017

La vida es una aventura

Articulista invitado

     15 Feb 2013 03:20:00

A- A A+

Compartir:

Todos los días nos levantamos por la mañana (o algunos más tarde) y cumplimos con cierta rutina, tanto en la casa como en nuestro lugar de trabajo o escuela, al regresar por la tarde o noche y hasta que volvemos a dormir.
Y la vida normal es así, una repetición que, nos guste o no, existe y la seguimos, a veces conscientes de ella, a veces sin pensarlo…
Cuando sucede esto, nos detenemos de súbito un día y nos preguntamos a nosotros mismos “¿en qué momento pasó la semana?”. Lamentablemente, hay personas que no sólo se preguntan por la semana, sino por meses y hasta años. Estas rutinas son causadas por la época en la que vivimos, donde todo es de prisa, donde tenemos muchas actividades que realizar, donde estamos tan ocupados en nuestras actividades y en nosotros mismos, que dejamos la vida irse lejos sin percatarnos que el tiempo es lo único que no se puede recuperar.
Estamos tan adentrados en nuestras costumbre que no nos percatamos que haya algún cambio en nuestra ciudad, que haya cerrado algún negocio, que haya un nuevo espectacular, que las pantallas publicitarias ya no funcionan, que el chofer de la ruta que tomamos para ir a nuestro destino diario es el mismo de todos los días, que los jóvenes que limpian vidrios en los semáforos son diferentes al del otro día…
Cada día nos perdemos de miles de detalles a nuestro alrededor a causa de las ocupaciones, de las rutinas o que simplemente, no nos tomamos el tiempo de observar nuestro entorno y percibir los detalles.
Si nos tomáramos tan sólo cinco minutos al día, para dejar nuestra mente en calma y observar nuestro entorno, cuando bebemos el café de la mañana, cuando estamos esperando el camión, cuando nos detenemos en el semáforo esperando el cambio de luz, podríamos encontrarnos con una nueva sorpresa cada día.
En las calles de las ciudades hay miles de historias, miles de aventuras que podríamos conocer tan sólo con prestar un poco de atención. Conocer a la persona que va al lado de nosotros en el camión, las personas que entran y salen de las tiendas de conveniencia, observar cómo se divierten los niños en los parques y plazas, las personas mayores que se sientan afuera de su casa a observar a los demás… Hay maravillas por doquier, lo único que hace falta es que les prestemos atención.
Regalémonos cinco minutos por día para observar nuestro entorno y buscar una nueva aventura ese día, una nueva historia que contar, un nuevo recuerdo que conservar, una nueva experiencia y un nuevo aprendizaje.
No dejemos que la vida se nos vaya sin saber cómo o por qué y démosle un nuevo sentido a cada día. Cada noche recuerden lo más memorable de ese día, cuando pasó algo inesperado, cuando la persona menos pensada les ayudó en el peor momento, cuando alguien les pidió un consejo y pudieron ayudarlo, etcétera. Y con esto, cada día habrá sido una nueva experiencia, porque la vida es una aventura.

*Trotamundos
ambar_1016@hotmail.com




Lo más leído
Muere un hombre al ser atropellado por un tráiler
Advertido, un funcionario de la Conafor por mal uso de vehículo
Visita al doctor
Celebra Grupo Editorial Zacatecas 20 años, con el lanzamiento de 'Imagen Plus'
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.99
Venta 19.49
€uro
Compra 20.51
Venta 21.01

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad