Tuesday 24 de January de 2017

Largas esperas y mala atención en el IMSS

     29 Apr 2013 04:00:00

A- A A+

Compartir:
  • Foto: Bryan Rostro Foto: Bryan Rostro
  • Si la dolencia es grave, muchos usuarios esperan hasta 4 horas para recibir una consulta. Si la dolencia es grave, muchos usuarios esperan hasta 4 horas para recibir una consulta.
  • Por la mañana, quienes llegan a formar su cartilla para cita aprovechan para echar Por la mañana, quienes llegan a formar su cartilla para cita aprovechan para echar "el coyotito".
  • La gente debe hacer turnos y esperar por horas. La gente debe hacer turnos y esperar por horas.
  • Cansados, ojerosos, con malestares y madrugados, los pacientes sufren un tormento para recibir consulta médica. Cansados, ojerosos, con malestares y madrugados, los pacientes sufren un tormento para recibir consulta médica.
Imagen de


Una espera que parece interinable y que en el mejor de los casos puede ocupar toda la mañana es la travesía de quienes acuden al IMSS por una consulta, a realizarse análisis en el laboratorio, o para agendar una revisión médica en la tarde.
En la Unidad Médica Familiar 4 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ubicada en el municipio de Guadalupe, desde las 5 de la mañana la gente llega a dejar sus cartillas de salud en la mesa de recepción fuera de su consultorio correspondiente para ser atendido por el médico.
Pacientes bien abrigados, con collarines o vendajes, solos o acompañados de familiares o amigos, se sientan en las bancas o esperan de pie mientras llegan más pacientes.
Dado lo temprano de su visita y que la actividad es prácticamente nula, algunas personas se entretienen con música, platican con el compañero de al lado o simplemente duermen un rato con la esperanza de reponerse del madrugón.
Es hasta las 6 de la mañana cuando empieza a verse mayor actividad por la llegada de más pacientes que llegan a dejar cartillas. Igual de larga, y en aumento, torna la fila de aquellos que arriban a la clínica a realizar sus pruebas en el laboratorio.
Según comentarios de la gente, las recepcionistas llegan a las 7 de la mañana y el personal médico no lo hace hasta las 8.
Sería un alivio para la espera poder confirmar que sí se dará atención a los problemas de cada uno de esos pacientes, ya que algunos de los más madrugadores no son atendidos antes del cuarto para las 9 de la mañana.
Julia, derechohabiente, quiere saber del avance de una lesión en el brazo que la tenía incapacitada desde hace tres semanas. Llegó desde las 6 de la mañana sólo para ver que la fila de gente con lesiones o a la espera de resultado de análisis crecía y crecía, pero no así la llegada de las recepcionistas o de algún médico.
Pero como en toda regla, siempre hay una excepción: en uno de los consultorios apareció el doctor, exactamente a las 6:12, horas antes de que lo hiciera la recepcionista, y se puso a atender a quienes ya lo esperaban puntualmente.
Julia insiste en que la molestia no sólo es para los que son atendidos en el turno matutino, sino que ni los del turno siguiente se la evitan, porque para su consulta en la tarde, deben acudir también temprano para colocar su cartilla y retirarse para luego volver.
Y no sólo es un molestar en la espera de la consulta, la misma gente puede llegar a ser oportunista cuando al llegar y ver el acumulado de cartillas, colocan la suya hasta al fondo para ser primero, como comentaron otros pacientes en la plática.
Al final a Julia la atendieron hasta las 11:30 para decirle que continuaba con la incapacidad y que debía ir con un traumatólogo para atender de manera especializada su lesión; se le agendó la cita para el día 8 de mayo en el Hospital General del IMSS. “No es tan pronta (la cita) como quisiera uno, pero la espera ya no será más larga, es el próximo mes”, dijo.
Otra paciente que solicitó el anonimato, acudió para continuar con el tratamiento de una crisis asmática que padeció hace cinco días. En su caso, la visita a la clínica aproximadamente duró cinco horas.
Igual de madrugadora, desde las 5 de la mañana se instaló en la clínica para colocar su cartilla y pese a ser la segunda en la fila, su consulta se dio hasta pasadas las 9 de la mañana, donde se le hizo una revisión rápida.
Esta consulta consistió en la doctora sentada en su escritorio frente a la computadora, con una ocasional mirada a la paciente, cuestionándole sobre cómo se sintió durante el fin de semana y de qué manera siguió con su tratamiento.
Una vez que terminó, la citó para la siguiente semana y le prescribió algunos medicamentos a los que tuvo que ir a la farmacia y hacer otra espera, no tan larga como la primera, para recibir los medicamentos que le ayudarían a evitar nuevamente una crisis de salud.
No obstante necesitaba una copia de la prescripción, por lo que tuvo que salir hasta encontrar una papelería y regresar para conseguir un medicamento más que le hacía falta.
“Algunas personas ya saben cómo funciona esto, no sólo pacientes, sino médicos y demás personal. ¿Pero qué hacen para atender ello? Nada”, dijo camino a casa.

Hay que madrugarle
Para tener accesos a la consulta familiar en el IMSS de Jerez, los derechohabientes requieren llegar a las 5:40 de la mañana. Algunos de los pacientes, como Javier Hurtado, advirten que si llegan tarde, su cita se pospone y hay que esperar hasta el próximo día.
En el área de urgencias sólo hay dos consultorios familiares y uno en urgencias, por lo que la infraestructura no es suficiente para atender la demanda de pacientes.
Víctor Román Almaraz, recién asignado como director del IMSS en el municipio de Jerez, dijo que aún desconocía las necesidades en la atención de derechohabientas, pero aseguró que tiene disposición de resolver los problemas.
Para José Manuel Colón, es importante que se cuente con más servicios. Él sufrió un accidente de trabajo y tuvo que acudir al IMSS en Zacatecas para tomarse una radiografía; la vuelta le costó 300 pesos que no gana en un día.
El paciente salió a las 8 de la noche a Zacatecas y regresó a las 12 a Jerez, para formarse a las 5:40 y esperar que le dieran su ficha para ingresar a consulta con sus radiografías y así recibir un diagnóstico.
Su lesión no fue grave pero se preguntó qué ocurrirá con la gente que tiene un problema mayor, pues con un estado de salud deteriorado tendrían que acudir al IMSS de Jerez y de ahí los mandarían a Zacatecas, y de nuevo a su consultorio en Jerez.
Sin embago, en caso de requerir especialista, serían traslados de nuevo a Zacatecas.

En Tlaltenango también
Para recibir atención en el hospital del IMSS en Tlaltenango también “hay que madrugar”, además de que los servicios son pésimos, aseguraron usuarios de la institutción.
“De por sí, nos citan bien temprano, y todavía es como otra hora de camino hasta Tlaltenango, desde las 5 de la mañana hay que estar ya listos para bajar la sierra, y quién sabe si nos atiendan”, dijo Gloria Sedano, habitante de la comunidad de Morones.
Un hombre originario de la ciudad de Guadalajara, quien pidió omitir su nombre, dijo a Imagen que por estar alcoholizado y sin familiares, no se le atendió.
Pese a ello, varios pacientes y usuarios del nosocomio dijeron estar satisfechos por el servicio, incluso no han presentado problemas cuando acuden a sus citas.

Necesitan crecer
En Río Grande, la responsable de la clínica del IMSS, Mirna Hernández Pantoja, ha advertido que debido al crecimiento del municipio, las instalaciones se han visto rebasadas.
Estimó que son cerca de 19 mil derechohabientes los que necesitan el servicio, por lo que consideró urgente ampliar los servicios con más personal.
“Son tres médicos los que necesitamos, obviamente con sus asistentes cada uno, se tienen actualmente cinco médicos los que están operando el turno matutino, vespertino y atención médica continua”, dijo la funcionaria.

Con información de Abraham Cabrales, César González, Silvia Vanegas y Francisco Monsiváis

capital@imagenzac.com.mx




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.38
Venta 21.88
€uro
Compra 22.92
Venta 23.42

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad