Tuesday 17 de January de 2017

Las argucias de la política

     3 May 2013 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Sólo faltó que agradecieran públicamente que el grupo de encapuchados que mantuvo tomada la torre de Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México decidiera  liberarla.
El rector de la máxima casa de estudios hizo énfasis en cuanto a que no se judicializó el asunto y mucho menos se criminalizó a los individuos que con el rostro cubierto alteraron por varios días la vida universitaria.
Y por qué no, que acaso no es lo que correspondía. Si un grupo de personas encapuchadas asalta y vandaliza cualquier recinto lo procedente es actuar contra quienes están violando la ley.
Interponer las denuncias correspondientes y exigir que la autoridad actúe en consecuencia. En este caso en particular no se hizo absolutamente nada;  la razón, porque eran estudiantes quienes se manifestaban. Y cómo saberlo, si durante la toma jamás se identificaron ni mostraron sus rostros, además de que  ser estudiantes no los exime de responsabilidad.
La lectura de estos hechos y lo que viene ocurriendo con los maestros en Guerrero, Oaxaca y otras entidades, refiere por principio de cuentas que en  nuestro país las cuestiones políticas están por encima de la ley. Esto es que el derecho ha terminado por subordinarse a los estándares de lo que la política determina como conveniente o perjudicial para la imagen de quienes ejercen el poder.
Es lamentable que el Derecho ahora solo sea un instrumento de amenaza, muy al estilo de los padres que reprenden la mala conducta de  los hijos con promesa de  castigos que nunca aplican.
Eso fue precisamente lo que el rector de la UNAM hizo en torno a los sujetos encapuchados, amenazarles con hacer cumplir la ley. Por eso interpuso y ratificó  denuncia por despojo y daño en propiedad ajena, pero entonces, ¿porque la autoridad no procedió en contra de quienes fueron señalados como responsables?
Sencillo, porque la política dictó que no era conveniente porque la comunidad podríatomarlo como un acto autoritario y de represión, y eso no abona favorablemente a la imagen de las autoridades universitarias, ni tampoco a la del gobierno.
¿Y el mensaje de impunidad que están enviando a la sociedad entera si será favorable? Será conveniente que en la sociedad esté permeando la idea de que se puede actuar al margen de la ley sin consecuencia alguna; de que puedes recurrir a las argucias de la política para obtener beneficios.
En política pues, todo se vale, incluso ignorar la ley y abdicar a los intereses de los grupos, aunque sean ilegítimos, con tal de mantenerse en los estándares de buen gobierno.  
¿En qué momento perdimos de vista que el sistema funciona de otro modo? ¿Cuándo se perdió el principio de que nada puede estar por encima de la ley, que el Estado debe actuar obedeciendo a los intereses de toda la sociedad que está en su base y no en base al chantaje y manipuleo de unos cuantos?
 
*Docente- investigadora de la UAZ




Lo más leído
Se registra accidente múltiple en el boulevard
Encuentran a un hombre sin vida en Zóquite
Se pasa el alto y choca
Por Trump, anuncian cerco a Embajada de EU y bloqueo a puentes internacionales
Chocan sobre avenida Varela Rico
Moreno Valle deja la gobernatura para buscar la candidatura a la presidencia
Sondeo: Jóvenes opinan que estarán peor después de Trump 
Turquía captura al agresor del club de Estambul 
El 911 lanzará app de alerta para teléfonos inteligentes
Taxista que ayudó a agresor de Playa del Carmen; expolicía con antecedentes de ‘extorsión’
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.08
Venta 23.58

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad