Saturday 21 de January de 2017

Las balas siguen

Los días del Bi-100

     26 Apr 2011 03:30:00

A- A A+

Compartir:
Ambrosio Figueroa.
Ambrosio Figueroa.

El asalto de los insurrectos que encabeza Luis Moya, a la capital del estado (9 de abril de 1911), consolidó su fuerza política. En armas no lo fue; seguían siendo una columna con no más de 150 hombres.
La fuerza que adquirieron llegó al punto que el Ayuntamiento de Zacatecas, el encabezado por Aquiles Elorduy (más cercano a los liberales radicales que a la corte del gobernador), manifestó su adhesión y apoyo a las acciones del gobernador, pero también reconoció la existencia de una oposición política armada.
Los insurrectos, tras Zacatecas, fueron a Vetagrande, y aquí sí causaron desmanes mayores, al grado de que una oficina gubernamental fue destruida.
Del mineral y en los días siguientes, pasaron con bala suelta y grito de “¡Viva Madero!” por Morelos, Calera, Plateros y Fresnillo.
Estas correrías, sin pernoctar más de dos noches en un lugar, marcan que no tienen base de operaciones y que el libre transcurrir por el territorio señala evidentemente las fallas que están cometiendo, por omisión, las autoridades.
En los mismos días de las marchas de Moya por el centro del estado, Jorge Vera Estañol, el nuevo secretario de Instrucción (del último gabinete del general Díaz), redacta un informe donde señala que en Zacatecas, junto con Sonora, Chihuahua, Durango, existe una demanda: la no reelección. Que las ocurrencias son políticas.
Piensa que para acallar a los levantados vale la amnistía y el pago de daños, pero no la entrega de los gobiernos estatales y de ninguna otra instancia de poder.
En cambio, para los insurrectos del sur del país, entre ellos Emiliano Zapata y Ambrosio Figueroa, el abogado capitalino (fundador de la Escuela Libre de Derecho) califica su movimiento armado muy separado respecto del norte.
Les llama revoltosos y anarquía de campesinos. Para acallarlos sugiere la represión absoluta.
Mientras el coronel Moya sigue intentando crecer las llamas revolucionarias en la entidad, Emiliano Zapata y Ambrosio Figueroa (hermano de Rómulo, futuro gobernador de Zacatecas), se designaron generales revolucionarios y jefes del Ejército Libertador del Sur (abril 22).
Uno para conducir el movimiento en el estado de Morelos, el otro para hacer lo mismo en Guerrero.
Respecto de los que vendrán de Sonora, para gobernar Zacatecas, sirva señalar que el agente de ventas Carlos Plank goza como currutaco el carnaval de Guaymas.
El coronel Luis Medina Barrón en Agua Prieta proyecta la estrategia que seguirá el ejército para el resto de la guerra civil: sólo defender las ciudades principales, abandonar el resto...
*Historiador y profesor
universitario




Lo más leído
Hallan una camioneta incendiada y con restos humanos en bolsas 
Participan militares en talleres de nuevas masculinidades 
Trump mantiene su proteccionismo; EU saldrá del TLCAN si no le favorece
Asegura la Profepa ejemplares de loro en Tabasco 
Debajo del uniforme hay un ser humano: Tenorio Raudales
Millones de mujeres marchan en todo el mundo contra Donald Trump
Niega nepotismo la regidora de Río Grande, María Teresa Rodríguez 
Aprueba el Issstezac 87 nuevas pensiones 
 Se reúne Judit Guerrero con "hormiguitas"
Capturan a un hombre en posesión de un arma tras herir a otro 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad