Monday 16 de January de 2017

¿Las comparaciones son realmente buenas?

Trotamundos:

     13 Oct 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

El fin de semana pasado tuve la oportunidad de redescubrir un destino cercano a nuestro estado que en mi vida representó por cinco años mucha fiesta y exagerada adrenalina.
Estoy seguro de que en el momento en que mi padre lea esto, me recordará nuevamente y preguntará que dónde están todos los libros que “compré” en mi vida universitaria. Nunca faltó presupuesto para la diversión y a veces eso ameritaba la muy famosa mentira piadosa de adquirir un texto.
A la fecha recuerdo como si fuera ayer la marabunta de personas galopando velozmente para esquivar los pitones del toro; eso sí, todos los asistentes llevábamos una buena dosis de calmante nervioso en nuestros cuerpos, representado en el momento por una deliciosa bebida generosa. Puede sonar a viejo pero qué tiempos aquellos.
Actualmente y con un enfoque más maduro, veo de suma importancia mencionar las ventajas competitivas de la ciudad que visité el pasado fin de semana, San Miguel de Allende.
Para comenzar, el nombre de San Miguel de Allende está formado por los nombres de Fray Juan de San Miguel, fundador de la población, y de Ignacio Allende, caudillo de nuestra Independencia Nacional.
La población de San Miguel El Grande, hoy de Allende, fue fundada en 1542, aunque no fue elevada a la categoría de ciudad hasta el 8 de marzo de 1826, por decreto del Consejo Constituyente, cuando ya cambió su nombre por el actual.
En el siglo 18 y primera década del siglo 19, San Miguel era un centro mercantil, industrial y agrícola de mucha importancia, actividades que se incrementaron con los fondos mineros de Guanajuato, San Luís Potosí y Zacatecas.
En lo relativo a la independencia, tenemos en esta ciudad el natalicio de Ignacio Allende y Unzaga y el de Juan Aldama Riva de Naira. También podemos comentar que en la madrugada del 16 de septiembre de 1810, el cura Hidalgo dio el grito de Dolores y más tarde se acuartelaron en San Miguel El Grande las fuerzas insurgentes.
Con esa historia podemos imaginar San Miguel como un lugar majestuoso pero la realidad es otra. Veo a la ciudad como un centro turístico pequeño presto a consentir y deleitar cualquier capricho de los turistas que lo vistan. Afortunadamente para los habitantes del lugar, las autoridades y lod comercios han entendido las necesidades de sus visitantes y lo reflejan de la siguiente manera.
a) Orden. Desde el momento en que llegas lo notas. La gente que está en la ciudad tiene derecho a divertirse, siempre y cuando respete a las personas y el lugar donde se encuentre. Justo en la plaza central, los músicos esperan clientes y diversión. Los comerciantes ambulantes tienen un horario fijo y al levantarse dejan todo limpio. Los puestos de comida son todos iguales y las personas que los atiende también están uniformadas. Además, los tranvías turísticos no contaminan visualmente el primer cuadro del centro de la Ciudad.
b) Seguridad. La policía siempre vigila con una actitud realmente encaminada a la atención al turista. Este detalle da tranquilidad para caminar por el Centro Histórico a cualquier hora y particularmente en la noche. No hay hostigamiento por beber en la vía pública, pero cada segundo se respira la cultura del respeto mutuo. La iluminación, aunque muy a la época de San Miguel, no falta en ninguna rúa.
c) Limpieza. Independientemente de la basura que levanta el comercio ambulante, las brigadas de limpia comienzan labores a las 6 de la mañana. A la hora que despiertas, el centro está nuevamente listo para mas diversión.
d) Señalización. Es sumamente difícil transitar por una ciudad de callejones sin saber dónde vas. La señalética es precisa y en el lugar idóneo, lo que hace se localice fácilmente el lugar que se desea visitar.
e) Diversidad. En el Centro Histórico y sus alrededores se tiene una gran cantidad de restaurantes y bares para hacer de la experiencia del visitante algo inolvidable, por lo que el comercio abre todos los días en horarios amplios acordes a los visitantes. Para ellos, prácticamente no existe el domingo.
¿Será tan difícil replicar esta cultura en nuestra capital? ¿Será tan complicado tener nuestro Centro Histórico limpio como hace algunos años? ¿Será tan difícil controlar la entrada de menores a los antros? ¿Será tan difícil regular al comercio, ambulantes y demás actores económicos? ¿Será tan difícil hacer que todos vayamos hacia el mismo lado? ¿Será tan complicado iluminar bien el Centro Histórico? ¿Será tan difícil en realidad?
Al menos, de nuestra parte ponemos las cartas sobre la mesa; el resto le toca al gobierno municipal y demás integrantes de esta comunidad que queremos vivir del turismo. Ojalá mis comentarios ayuden a resolver un problema que está dañando seriamente la economía local y extinguiendo lentamente la vida del centro. Espero que cuando respondamos a los cuestionamientos antes mencionados no sea demasiado tarde.
Hasta la próxima.

*Presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles de Zacatecas (Amhmzac)
rmunozc1970@hotmail.?com
 




Lo más leído
Recauda Nungaray apenas 80 mil pesos
Llama gobernador Tello a replantear continuidad del Cobaez
Lamenta Gema Mercado que la educación no sea primero; "lo del salario no es una negativa"
Inauguran cancha de Capital Soccer en Guadalupe
Levanta plantón Supdacobaez; esperan pago a más tardar el miércoles
El gobierno no tiene deudas con los profesores del Cobaez: Miranda
Tiroteo en un bar de Playa del Carmen deja al menos cinco muertos
Acusan anomalías en entrega de 29 concesiones
Pide Ivonne Ortega licencia; quiere ser candidata a la Presidencia
Accidente de avión de carga causa 37 muertos en Kirguistán
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.73
Venta 22.23
€uro
Compra 22.94
Venta 23.44

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad