Saturday 21 de January de 2017

Las defensas bizarras

Los días del Bi-100

     4 May 2011 03:20:00

A- A A+

Compartir:
Jardín Madero.
Jardín Madero.

El miércoles 12 de abril de 1911, mientras los regidores del Ayuntamiento de Zacatecas esperan el texto que deben signar, para respaldar las acciones del gobierno en contra de los insurrectos que dirige el coronel revolucionario Luis Moya, la ciudad de Fresnillo es atacada por los revolucionados.
Previo a entrar al mineral, Moya se instaló con sus huestes en Plateros.
Un rumor señala que los insurrectos sólo bordean Fresnillo. Otro rumor indica que Moya se asentó cómodamente para negociar la entrega de la plaza. Éste es el más acertivo.
Conociendo lo pusilánime e inane de las autoridades ante la revuelta, (el jefe político era un regidor que recién sustituyó al que nombró el gobernador), Moya aprovechó para saber que no había armas y hombres suficientes para defender El Mineral; y que el asalto le permitiría obtener otro triunfo para la causa maderista.
La comisión fresnillense que acudió para negociar con el revolucionario, estuvo integrada con un comerciante de nacionalidad francesa, el juez de letras y varios regidores.
En la primera ronda de negociación, el coronel Moya pidió las armas, los caballos y los fondos públicos; a cambio prometió respetar la propiedad privada.
La comisión volvió a la ciudad para construir la respuesta (también deseaban hacer tiempo, para que el ejército atacara a los rebeldes).
Para esperar la respuesta, los insurrectos se colocaron en los suburbios de El Mineral.
La negativa en la entrega de lo solicitado, provocó que los revolucionados entraran a Fresnillo.
El contingente principal lo hizo como una avalancha de destrucción.
Entró por la calle de La Concepción. Lo ordinario fueron los disparos.
Las casas de la Plaza Principal (ahora Jardín Madero) fueron las más afectadas.
Las intentaron incendiar y penetrar en ellas para saquearlas.
La tienda de ropa de Pedro Chávez Ramírez (liberal radical de la entidad) fue pillada.
Esto lo hicieron los insurrectos y el populacho rapaz y desordenado.
En el enfrentamiento, los de Fresnillo tuvieron entre ocho y diez víctimas. Los de Moya no lo registraron.
Ellos atacaron, obtuvieron los recursos y siguieron rumbo al norte del estado.
Mientras tanto, en Zacatecas los regidores firmaban una carta de lealtad y reconocimiento al gobierno estatal, al jefe político y a las fuerzas armadas, (ejército federal, cuerpos de rurales y de gendarmería urbana) que con bizarría defendieron la capital estatal el domingo de ramos…
*Historiador y profesor
universitario




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad