Tuesday 17 de January de 2017

Las falsas cuentas de AMLO

     18 Jun 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Andrés Manuel López Obrador tiene 12 años tratando de convencer a los mexicanos de un solo asunto: hay que combatir la corrupción y adoptar una política de austeridad para ahorrar algo así como 900 mil millones de pesos anuales y con eso transformar a México.
Esos 900 mil millones ajustarían, según las cuentas de AMLO, para subsidiar los energéticos, hacer varios trenes bala que crucen todo el país; aumentar las aportaciones a las universidades públicas, apoyar a la pequeña y mediana empresa, darles más dinero a estados y municipios, construir más hospitales, etc.
En teoría el asunto suena maravillo, pero en la práctica, las aritméticas simples dicen que las cuentas no dan. Es lógico que AMLO haga esas cuentas que no dan; son las clásicas cuentas facilotas de alguien que no ha tenido tiempo ni ganas de meterse a ver los datos del presupuesto.
Se justifica, sin embargo, en un hombre que tardó 13 años en hacer una carrera que la mayoría de los estudiantes hace en cinco años y que, además, reprobó todas las materias relacionadas con aritmética. Por cierto, se trata de Administración Pública.
Una ligera buceada al presupuesto revela de inmediato que los números de AMLO son falsos, o equivocados al menos.
El Presupuesto de Egresos de la Federación para este año es de 3.6 billones de pesos.
De esa cantidad, 2.8 billones de pesos son lo que se llama Gasto Programable; es decir, gastos que como su nombre lo indica se pueden programar y que están para financiar programas concretos.
Con ese dinero se cumplen las funciones de gobierno, tanto del poder ejecutivo como del legislativo y judicial; ahí están las transferencias a estados y municipios y ahí están también los sueldos y salarios del gobierno todo y sus gastos de operación, teléfonos, oficinas, papelería.
AMLO dice que de ahí, de los sueldos y salarios hay que ahorrarse 300 mil millones de pesos.
El problema es que para lograr eso, hay que correr a todos los médicos y enfermeras que prestan servicio en los hospitales públicos; a todos los maestros; a todos los soldados y los policías.
Si no se quiere correr a ese personal, entonces hay que seleccionar sólo a los burócratas, a los que están en las oficinas haciendo quien sabe qué. El problema es que correr a esos sólo ahorra algo así como 2 mil 900 millones de pesos. Si se le busca con detalle, hay una partida de 397 mil millones de pesos que se podrían ahorrar y una más de 351 mil millones.
El problema es que la primera, los 387 mil millones, son las pensiones de los servidores públicos y la segunda, los subsidios. A la luz y a la gasolina, por ejemplo.
No es que el presupuesto sea perfecto y que no haya desperdicios; pero no salen 900 mil  millones de ningún lado y desde luego, no del ahorro en salarios.
Habría que esperar seis años más de estudios de AMLO para que se convenza de que la solución no es por ahí.
El Presupuesto de Egresos debe hacerse más eficiente, debe vigilarse más los resultados que produce el gasto; debe hacerse más transparente. Pero la tijera no es el camino.


*Periodista




Lo más leído
Sondeo: Jóvenes opinan que estarán peor después de Trump 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.52
Venta 22.02
€uro
Compra 22.99
Venta 23.49

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad