Friday 20 de January de 2017

Las razones de la desesperanza

Perspectivas

     9 May 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Desde hace cuando menos 30 años la economía mexicana no mostraba cifras tan positivas: crecimiento de alrededor del 5%, inflación en 4.5%, estabilidad cambiaria, monto de reservas nunca visto, exportaciones récord, creación de empleos que aunque insuficiente, hace mucho, mucho que no se veía.
Sin embargo, junto con esas cifras vemos a una sociedad como nunca de desanimada, de desesperada; como nunca, tan pesimista y escéptica; como nunca tan dudosa de que el futuro pueda ser mejor y tan segura de que estábamos mejor cuando estábamos peor.
¿Porque esas desesperanza social no la vimos ni siquiera durante las crisis económicas más graves y recurrentes?
Es posible que haya muchas razones que antes no existían y que debido a eso, ni en los momentos más complicados era tanto el desánimo.
Se puede hacer una lista:
1.- La presencia y actuación del crimen organizado.
No se trata solo se la amenaza contra la seguridad y la vida misma que representan los delincuentes, sino los efectos de su actuación en la sociedad mexicana.
En todo el país, los comerciantes, restauranteros, propietarios de tiendas de abarrotes están siendo extorsionados por la delincuencia y en todos los casos, se han caído las ventas de pequeños y medianos negocios.
Muchas familias han tenido que abandonar la actividad de la que se sostenían; otras, tienen dificultades económicas debido a la extorsión y a la caída de las ventas.
2.- La concentración de privilegios en unos cuantos.
El país entero, la mayoría de las actividades económicas se desarrollan enmedio de una enorme desigualdad, donde el resultado de los esfuerzos se concentra en unos cuantos.
Y ahí podemos empezar los sindicatos, los de salud, de electricistas, petroleros, maestros, organizaciones campesinas creadas desde y para apoyo del poder público.
Todos estos grupos tiene condiciones salariales, de atención médica, de apoyos para alimentación y educación, de jubilación, de los que no disponen la mayoría de los mexicanos.
A ellos se suman grupos empresariales para los que las reglas no existen y para los que basta mover la mano para tomar privilegios que no están al alcance de todos los hombres de negocios.
Esta división entre privilegiados y ciudadanos de segunda es el origen de la enorme desigualdad nacional y provoca que cuando la economía funciona bien, como sucede ahora, los beneficios se queden en unos cuantos, los privilegiados, precisamente.
Durante décadas, los ciudadanos han esperado que el piso sea más parejo para todos; que el bienestar se reparta más equitativamente, que los privilegios se acaben y que millones de mexicanos se sacrifiquen, vivan en la pobreza, vean cerrado su futuro, para que unos cuantos, obreros, trabajadores y empresarios, viven mejor, mucho mejor que el resto.
El reto para el futuro ya no está en estabilizar la economía o recuperar el crecimiento, sino en combatir los privilegios, sindicales y empresariales y en arrebatar el país del crimen organizado, factores todos que tienen a la sociedad mexicana en el desánimo y la desesperanza.
Hasta el próximo lunes con nuevas…PERSPECTIVAS.

*Diputado Federal




Lo más leído
EU no impondrá pena de muerte a El Chapo: SRE
María Auxilio Tenorio, nueva titular de la DSP de la capital 
Pagan quincena a trabajadores del PRI; les adeudan prestación
Encuentran cadáver descuartizado de niño de dos años 
Reportan disparos al aire en la avenida Hidalgo en la madrugada 
Destituyen a Eduardo López de Recaudación de Jerez 
#Video Se registra un aparatoso accidente en el entronque a Morelos 
Estancia Infantil, un sueño hecho realidad para Rubí Dávila 
Se unen sindicatos del sector educativo contra el sistema político
Rescatan a 10 tras avalancha en Italia, dos de ellos niños 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.56
Venta 22.06
€uro
Compra 23.05
Venta 23.55

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad