Saturday 21 de January de 2017

Las unidades de inteligencia financiera

Desde su creación, el objetivo primordial de éste órgano intergubernamental fue combatir la industria del lavado de dinero

     22 Feb 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Primera parte

Desde hace 20 años, los gobiernos de los países industrializados se propusieron crear medidas para combatir la industria del lavado de dinero, problema que provoca serios daños a las economías nacionales.
Distintos organismos internacionales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la ONU, han difundido los altos costos de las actividades de origen ilícito que deterioran espacios económicos y financieros clave de los Estados.
En 1989 los jefes de Estado, miembros del G-7, crearon el Grupo de Acción Financiera sobre Blanqueo de Capitales y Financiamiento del Terrorismo (conocido por sus siglas como GAFI).
Desde su creación, el objetivo primordial de este órgano intergubernamental fue combatir la industria del lavado de dinero.
En 1995 se creó en el interior del GAFI el Grupo Egmont, que diseñó y propuso a las autoridades gubernamentales de los países una nueva figura: la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).
Ésta fue definida como la “una unidad central, nacional encargada de recibir (y, si lo tiene permitido, solicitar), analizar y trasladar a las autoridades competentes comunicaciones de información financiera: i) relacionadas con fondos de los que se sospeche un origen delictivo y un posible financiamiento del terrorismo, o ii) requeridas por la legislación o regulación nacional, con el fin de combatir el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo.”
Actualmente existen 120 UIF en el mundo. En México hay varios organismos creados con ese mismo propósito: está la UIF que forma parte de la estructura de la Secretaría de Hacienda; la PGR y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores tienen también sus propios organismos.
La UIF opera enviando reportes de operaciones sospechosas a la PGR y al SAT. Hasta el momento hay avances significativos -reconocidos por los organismos internacionales especializados- pero insuficientes, pues los mismos organismos subrayan debilidades en puntos estructurales, normativos y reglamentarios.
En otras palabras, el gobierno mexicano no ha cumplido a cabalidad sus compromisos internacionales en esta materia. José Alberto Balbuena, titular de ese órgano, ha reconocido las múltiples deficiencias encontradas en una evaluación que le fue aplicada por el GAFI y otros organismos internacionales en el 2008.
La semana anterior, en el “Seminario Internacional sobre Corrupción y Lavado de Dinero”, celebrado en el Senado de la República, Balbuena comentó que a nivel internacional México está cumpliendo con sólo un 50%.
Su desempeño en el Continente lo ubica en cuarto lugar; los tres primeros países son Brasil, Estados Unidos y Colombia.
En el Senado se está discutiendo un modelo para combatir de manera más eficiente estas actividades ilícitas. En la siguiente colaboración comentaré algunos modelos aplicados por otros países con el propósito de valorar el más conveniente para México.

*Politólogo




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra
Venta 0.5
€uro
Compra
Venta 0.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad