Thursday 23 de March de 2017

Latinoamérica para los latinoamericanos

Referencias

     14 Dec 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Mientras en México se aclara un poco el confuso panorama, con activistas sociales desaparecidos, torturados y asesinados, y normalistas guerrerenses abatidos a balazos aparentemente por fuerzas del orden federales o estatales echemos una mirada a lo que pasa en nuestra América Latina. Ya habrá tiempo y más información para comentar acerca de la indignante represión contra estudiantes en Chilpancingo.
A pesar del escepticismo del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, quien reconoció el lunes en Perú que la recién creada Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) es sólo un mecanismo de coordinación y consulta política e integración económica regional que no llegará a ser una entidad similar a la Unión Europea y se quedará en el nivel de otros organismos existentes subregionales, la Celac presume ímpetus de cohesión nunca vistos en el continente.
Nada de extraño tiene que Insulza impregne de escepticismo los esfuerzos integracionistas, puesto que como dirigente de la OEA su principal objetivo es el servicio a los intereses de Estados Unidos, de lo que sobradamente ha dado pruebas.
Tampoco pueden olvidarse las abundantes voces latinoamericanas que constantemente y desde hace muchos años han expresado su repudio a un organismo evidentemente agotado e incapaz de responder a un entorno político y económico muy diferente al que desearía mantener la Casa Blanca, socio que aún conserva la misma hegemonía que lo ha hecho repudiable en algunas naciones.
Es explicable la renuencia del secretario general de la OEA al naciente bloque, porque parte de su esencia es la exclusión de Estados Unidos y Canadá, naciones que por su poderío económico son totalmente diferentes y hasta opuestas a las demás integrantes.
La Celac, ojalá incipiente concreción del ideal bolivariano surgido en 1826, en Panamá, durante el Congreso Anfictiónico, está integrada por 32 naciones de América Latina y el Caribe y contiene la semilla de un panamericanismo que a la larga podría significar el fin de la Organización de Estados Americanos, instrumento promovido por Estados Unidos con apoyo de gobiernos afines o sometidos, con la visible intención de mantener la hegemonía continental bajo el ominoso lema expresado en 1820 por el presidente estadunidense James Monroe: América para los americanos.
Con acierto, Carlos Álvarez, secretario general de la Asociación Latinaomericana de Integración (Aladi), expresó el pasado 3 de diciembre que con la Celac “dejamos de ser el patio trasero de un mundo dominado por las superpotencias o por algún poder hegemónico”.
Considera Álvarez que prevalece ahora un mundo multipolar y multilateral y las 32 naciones integrantes ya son sujeto y no objeto de la historia. Al dar la bienvenida a la Celac, enfatizó: Hoy se instaura una nueva época y Latinoamérica será para los latinaomericanos”.

*Periodista
ricgomm@hotmail.com




Lo más leído
Muere un hombre y una mujer al ser atropellados por un tráiler
Visita al doctor
Advertido, un funcionario de la Conafor por mal uso de vehículo
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.98
Venta 19.48
€uro
Compra 20.57
Venta 21.07

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad