Friday 20 de January de 2017

¿Legalización de las drogas?

En México ya predomina una narcoeconomía, con todo un aparato financiero que produce miles de millones de dólares, emplea quizás a centenares de miles de personas .

     22 Jun 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

    Referencias

La semana pasada el gobernador Miguel Alonso Reyes visitó en Jalpa la construcción del cuartel militar que sobre 21 hectáreas estará terminado en octubre, con un costo superior a los 105 millones de pesos.
La obra fue anunciada en marzo pasado, dentro del Plan Estatal de Seguridad Pública y de inmediato comenzó su edificación.
En atención a una de las demandas más fuertes de la población, que es la seguridad, el gobernador zacatecano no escatima esfuerzos ni recursos para que allá se instale permanentemente una compañía de Infantería que según los anuncios, mantendrá la paz y a salvo de las acciones de los narcotraficantes a habitantes de las zonas de los cañones de Juchipila y Tlaltenango. Provistas las instalaciones castrenses de todo lo necesario para su óptima funcionalidad, no es de dudar que así será.
Esta acción no es aislada ni exclusiva de Zacatecas. Forma parte de un acuerdo federal centrado en la multiplicación de instalaciones militares en todo el territorio nacional, a fin de enfrentar con mayor contundencia al crimen organizado.
Impone así el gobierno federal la vía militarista a un problema que debería atacarse primero en sus orígenes sociales, que son la pobreza, injusto reparto de la riqueza, el desempleo y sistemas y programas de educación deficientes. Se combaten los efectos, no las causas.
La solución, sin embargo, será bien recibida por la sociedad, por más que sea paliativa, aunque de largo plazo. Habrá que esperar que violencia y narcotráfico desaparezcan realmente no sólo de la región de los cañones, sino de toda la entidad, porque sería absurdo instalar por aquí y allá cuarteles en vez de procurar arreglos de fondo.
Otra de las posibles soluciones al narcotráfico, que esporádicamente parece tomar fuerza, es la de legalizar el consumo de drogas. A pesar del rechazo generalizado, hay quienes con toda seriedad y basándose en argumentos sólidos y racionales lanzan esa sugerencia, que bien vista, debía ser aceptada.
Pero mientras en México prevalezca el actual entorno de corrupción no será posible legalizarla, porque el tráfico ilegal y su consecuente combate constituyen todo un sistema económico. Así como existe la economía de guerra, de la cual nuestro vecino, Estados Unidos es un empecinado baluarte, en México ya predomina una narcoeconomía, con todo un aparato financiero que produce miles de millones de dólares, emplea quizás a centenares de miles de personas y rinde fortunas a miles de corruptos en todos los estratos sociales, gubernamentales, policiacos y militares.
Agrava la situación la multimillonaria y poderosa industria bélica estadunidense, principal abastecedora de las armas que usan las corporaciones policiacas, el Ejército y los señores del narco.
Qué triste. Son el tráfico ilegal de drogas y armas botines que los adalides de la corrupción defenderán hasta la muerte… de los otros.
*Periodista




Lo más leído
Suspenderán el servicio del agua en colonias de Zacatecas y Guadalupe 
EU no impondrá pena de muerte a El Chapo: SRE
María Auxilio Tenorio, nueva titular de la DSP de la capital 
Destituyen a Eduardo López de Recaudación de Jerez 
Pagan quincena a trabajadores del PRI; les adeudan prestación
Encuentran cadáver descuartizado de niño de dos años 
Reanudarán las clases el lunes en los 40 planteles del Cobaez
#Video Se registra un aparatoso accidente en el entronque a Morelos 
Reportan disparos al aire en la avenida Hidalgo en la madrugada 
Estancia Infantil, un sueño hecho realidad para Rubí Dávila 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.56
Venta 22.06
€uro
Compra 23.05
Venta 23.55

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad