Friday 20 de January de 2017

Lento y mansito

La estrategia de Estados Unidos es la misma de toda su historia, al generar el caos para presentarse luego como el gran salvador

     18 Mar 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

“Rápido y furioso” fue un operativo iniciado y preparado en Estados Unidos por una de sus agencias y autorizado por el Departamento de Justicia, consistente en introducir a México cuando menos 2 mil armas de alto calibre, entre ellas las conocidas como Barret calibre 50, cuyo impacto puede penetrar inclusive vehículos con grueso blindaje.

“Imaginen, amigos, al gobierno “amigo” de Estados Unidos armando a los cárteles mexicanos para que puedan acá desatar la violencia y las matanzas desquiciando así la paz y el orden en nuestro país”, dice Manuel J. Jáuregui en el periódico Reforma y se pregunta: “¿De cuántas muertes no serán responsables aquí las por lo menos 2 mil armas…?
Felipe Calderón , a escasos cuatro meses de iniciar su gobierno y a instancias de Estados Unidos, declaró su absurda guerra contra las drogas y contra los narcotraficantes.
El asunto de las drogas deja de ser para este gobierno un problema de seguridad pública para convertirse en un conflicto de seguridad nacional, lo que implica que el asunto no es de policías, sino de militares.
A la fecha  han muerto en esa guerra más de 35 mil mexicanos, de los cuales, una cantidad considerable que no tuvo  nada que ver ni con los delincuentes, ni con los militares y que han sido llamados con frivolidad, simplemente, muertos colaterales.
Es tan grave la situación en el país que hizo decir al escritor y poeta Eduardo Galeano en su más reciente visita: “Ahora que esta tierra entrañable está siendo víctima de la hipocresía del narco-sistema universal , donde unos ponen la nariz y otros los muertos, y unos declaran la guerra y otros reciben los tiros”.
La estrategia de Estados Unidos es la misma de toda su historia, al generar el caos para presentarse luego como el gran salvador: declara a través del gobierno federal de Felipe Calderón la guerra contra las drogas, luego introduce armas a México que son entregadas a las bandas de delincuencia organizada, lo que motiva cierta igualdad de condiciones bélicas en relación con el ejército,  así, la sensación es que el gobierno federal no puede ni podrá acabar con la delincuencia y requerirá de la ayuda de los ejércitos del norte. Obviamente, “el amigo” está dispuesto a proporcionarla.
“Y en estas horas duras México está recibiendo veladas amenazas del gran hermano del norte que parece que quiere venir a salvar este país de la violencia y del caos… me parece muy peligroso porque en experiencia esa ayuda ha sembrado al mundo de dictaduras militares, ha convertido a Iraq en un manicomio y está convirtiendo a Afganistán en vasto cementerio”, sigue diciendo Galeano.  
Evidentemente la introducción de armas en nuestro país constituye un delito, que se persigue de oficio y que dada la
gravedad del caso amerita,
ameritaba desde que se tuvo conocimiento de tal infamia, una respuesta fuerte  y contundente del gobierno mexicano.
El Código Penal Federal dispone al efecto:
 “Artículo 1.- Éste Código se aplicará en toda la República para los delitos de orden federal”.
“Artículo 2.- Se aplicará, así mismo:
1.- Por los delitos que se inicien, preparen o cometan en el extranjero, cuando produzcan o se pretendan que tengan efectos en el territorio de la República y…”
El artículo 84 de la Ley de Armas de Fuego y Explosivos establece que:
“Se impondrá de cinco a 30 años de prisión y de 20 a 500 días de multa:
1.- Al que participe en la introducción al territorio nacional, en forma clandestina, de armas, municiones, cartuchos, explosivos y materiales de uso exclusivo del Ejercito, Armada y Fuerza Aérea o sujetos a control, de acuerdo con esta ley”
Dada la gravedad del caso, dada la perversidad del operativo “Rápido y Furioso”, el Gobierno Federal a través de sus instancias debiera cuando menos:
Haber llamado al embajador de Estados Unidos, Carlos Pascual, de quien hay evidencias de que tuvo  conocimiento del operativo  desde su preparación.
Haber manifestado una fuerte nota de protesta ante el presidente Barack Obama y organismos internacionales.
Haber iniciado la averiguación previa correspondiente en la Procuraduría General de la República, en contra de extranjeros y nacionales involucrados en la introducción de armas a México.
Cuando menos eso. Pero ante el operativo "Rápido y Furioso", el gobierno de Felipe Calderón se ha visto lento y mansito.

*Profesor universitario




Lo más leído
EU no impondrá pena de muerte a El Chapo: SRE
María Auxilio Tenorio, nueva titular de la DSP de la capital 
Pagan quincena a trabajadores del PRI; les adeudan prestación
Reportan disparos al aire en la avenida Hidalgo en la madrugada 
Encuentran cadáver descuartizado de niño de dos años 
Se unen sindicatos del sector educativo contra el sistema político
#Video Se registra un aparatoso accidente en el entronque a Morelos 
Estancia Infantil, un sueño hecho realidad para Rubí Dávila 
Rescatan a 10 tras avalancha en Italia, dos de ellos niños 
Destituyen a Eduardo López de Recaudación de Jerez 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.56
Venta 22.06
€uro
Compra 23.05
Venta 23.55

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad