Tuesday 17 de January de 2017

¿Libertad de expresión o intolerancia?

     5 Oct 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

En un estado democrático no puede haber represión ni censura a la manifestación de las ideas, la libertad de expresión es precisamente una condición para considerarse como tal.
Esa condición tiene sentido cuando se orienta el ejercicio del derecho a hacer manifiesto un desacuerdo, es imposible que dentro de un grupo social todos coincidamos, siempre habrá disensos y la libertad de expresión es la ruta para conciliarlos.
Pero conciliaremos desacuerdos, si la vía es el dialogo y el consenso, no la agresión y el repudio al que opina y piensa diferente, porque entonces es la intolerancia la que  se manifiesta.
En los últimos tiempos las  manifestaciones rebasan los límites legales, constantemente  los grupos se manifiestan ejerciendo impunemente violencia contra los que no comparten su postura, logrando como resultado no la solidaridad con el movimiento sino  la molestia generalizada y eso dudo mucho que abone a la democracia.
Apenas el pasado 2 de octubre se conmemoraron 44 años del movimiento estudiantil de 1968, movimiento en el que estudiantes luchaban por el respeto a derechos como la libertad de expresión, de tránsito, a la información, etc.
La lucha de entonces era contra un gobierno autoritario y represor, ahora los movimientos de estudiantes y trabajadores pareciera son contra la ciudadanía, como si a esta correspondiera resolver sus demandas o fuera la responsable de su situación.
Esto es, antes se manifestaban contra la represión, ahora los manifestantes son los represores de la ciudadanía, terceros que nada tenemos que ver con sus demandas e inconformidades y que sin embargo somos quienes siempre resultamos  afectados.
La represión la ejercen de manera consciente  e incluso porque no decirlo, dolosa, cuando la consigna es planear sus marchas y plantones para que provoquen a la ciudadanía la mayor afectación posible bajo el argumento de que sólo así la autoridad atenderá sus demandas.
Los disidentes de ahora, en su postura radical, son capaces de ejercer impunemente violencia verbal y física contra quienes difieran de su ideología o reclamen la trasgresión a sus derechos, se suponen dueños absolutos de la verdad y se muestran intolerantes  hacia los que consideran están equivocados.
Se ha tergiversado el concepto de la libertad de expresión, no solo los grupos trasgreden las reglas bajo el argumento de hacer uso de ese derecho, los ciudadanos también lo hacen, constantemente reprueban el quehacer de los demás y en sus cuestionamientos pueden llegar al grado de violentar e invadir la  esfera de derechos del otro.
Siempre será válido hacer uso de la libertad de expresión, la propia ley nos confiere ese derecho, pero no es absoluto, debe sujetarse también a reglas y la autoridad está obligada a que se observen.

*Docente-investigadora de la UAZ
 




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.62
Venta 22.12
€uro
Compra 22.99
Venta 23.49

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad